«Los jugadores de la Selección Argentina de Básquetbol, que participaremos en el próximo torneo Sudamericano de Venezuela, queremos expresar nuestra disconformidad por la inadecuada preparación realizada de cara a este campeonato», así empezaba un comunicado expresado por todos los jugadores argentinos. Lo contamos en Kia en Zona, eran las durísimas palabras de la selección albiceleste hacia su federación.

Pero, lejos de llegar a un acuerdo y calmarse, el problema ha ido aumentando. En declaraciones al Diario Clarín, el capitán Luis Scola analiza la delicada situación institucional que vive el baloncesto argentino, a escasas horas de jugar el Campeonato Sudamericano (ganaron anoche a Ecuador 44-100) y, sobre todo, para prepararse de cara al Mundial que se celebrará en nuestro país.

Scola es preguntado por el periodista Hernán Sartori sobre si es bueno que a falta de un mes para la cita mundialista se hablen de estos asuntos. El actual jugador de los Pacers responde lo siguiente: «si no se hace un cambio drástico, todo terminará de la peor manera. El Mundial es muchísimo menos importante que esto. ¿Qué me importa si salimos campeones mundiales y en dos años la CABB se funde y nos echan de la FIBA? No serviría de nada ganar un Mundial».

Rotundas palabras del ala-pívot argentino que no sabe cual será la solución pero si afirma que la federación está faltando a la verdad «durante muchos años, no tenía idea de lo que pasaba. Hace un par de años comencé a ver ciertas cosas, pero tenía dudas. Hoy no tengo dudas. Una vez que uno sabe y sigue participando, es cómplice. Se malgastó lo que logramos. Hay que luchar por transparencia, pero si esto se convierte en un circo, no podré jugar más. No podré ser cómplice».

El periodista al ver esta respuesta, no duda en preguntarle. ¿Se replantea seguir con Argentina? ¿No iría al Mundial?  «Me lo puedo replantear, si sigue pasando esto. Si cerramos los ojos y miramos para adelante, seguirá pasando. Tendremos que tomar una decisión. Veremos con qué nos encontramos, si es que hay una reunión con estos dirigentes. Aunque esto viene de años. Esta CABB no me genera nada. No quiero ser cómplice de algo tan turbio. Ese es mi derecho. Si no juego el Mundial, será por culpa de una gestión horrenda. Y será una desilusión, porque hace 15 años que estoy en la Selección».

Scola sigue en esa entrevista contando como se siente él y la plantilla ante una situación en la que para el jugador no hay un solo culpable. Además de Luis Scola, otro argentino como el Chapu Nocioni ha querido expresar a través de twitter su parecer:

Y no termina el asunto porque hoy el diario Olé, a través Julian Mozo, publica un artículo que nos adentra en la situación y que titula «Empaña 2014». Así arranca la entradilla del periodista argentino: «Recrudeció la guerra  y los jugadores se pusieron más duros. Exigen que se vayan todos. Apoyan la intervención y este viernes hasta amenazarían con no ir al Mundial. La dirigencia, que este jueves logró la auditoría y los seguros, no cederá».

De momento, este es el parecer de unos jugadores que dan a entrever que algo muy oscuro hay detrás de la gestión de una federación en la que se tendría que estar hablando de deporte.