Qué difícil es mantener la compostura de entrenador y destacar el trabajo colectivo por encima de una actuación individual. Hoy es imposible, lo que hizo Pau Gasol fue un canto a la superación individual obligado por la necesidad colectiva.

Me atreveré a escupir una herejía y diré que si Sergio Rodríguez hubiera tenido el balón en la última posesión antes de la prórroga quizás hubieramos tenido más fortuna. Al menos en el manual pone que la postrera ha de jugarla de fuera adentro un base o escolta rápido y habilidoso, generador de ventaja y después ya encontrará al mejor situado.

Pero que fácil es desgranar aquí unas líneas de fantasía. El peso de la jerarquía era abrumador y solo se la podían dar a Pau Gasol. Gobert hizo falta pero esa no la señalaron. Un arbitraje desquiciante para ambos equipos por no saber donde estaba el criterio, que cambió tras el descanso.

Kareem Abdul Jabbar usó una palabra para describir a Pau Gasol, versatilidad. Cuanta sabiduría. En este Eurobasket ha sido cinco posteador que termina cerca del aro contra más bajos o lentos, cuatro que busca de cara el 1c1 para terminarle en poste medio en el centro a jugadores más rápidos y con mucha envergadura, ha sido tres tirador contra su músculo dañado, ha sido líder, cerebro y alma. Versatilidad, de recursos técnicos y de todo lo demás.

Rudy Fernández no está en forma, lo está pasando mal. Casi nos cuesta un disgusto la defensa tímida e incomunicada del triple de Batum para empatarnos, pero su genialidad e instinto compensó esa situación con creces con ese salto a puntear lateralmente a Parker, con un Batum pasota en esa acción. Ese tapón, para mi fue la acción defensiva clave del partido.

Tácticamente no fue como el partido de Grecia, donde funcionó perfectamente el Plan que diseñó Scariolo,para mi fue un juego de jugadores. Donde tantas emociones colapsaban la lectura fría de los sistemas. Nadie quería bloquear fuerte por temor a faltas personales extras. España volvió a la zona presionante con el 4 en punta para bajar en 2-3, nos dio algo de oxigeno, pero para remontar esos 10 puntos, más nos dieron los tiros libres de las faltas pitadas a Pau Gasol en la defensa del poste bajo.

Felipe Reyes volvió a brillar sumergido en el barro, siete rebotes y tantos otros tocados para que las mantis religiosas francesas no se las llevaran y fueran orientados esos balones hacia dominios de los exeriores españoles. Fue durísimo porque Gobert llegaba arriba como un center de 2.16 y llegaba a las esquinas cortas a por rebotes largos con la velocidad de un alero.

De Colo estuvo inmenso pero poco a poco, Llull fue tapando sus recepciones y terminó por no recibir los balones importantes.

Sin duda la clave estratégica fue el desgaste de Gobert y Lauvergne. Y la clave motivacional de Pau Gasol fue la derrota en Madrid el pasado año.Solo había que ver su cara en los himnos. Va a ser el MVP de más edad de la historia, Bjelica mediante.

Longevidad, que bonito nombre.