María Magdalena le canta al Chachismo.La grandes fes sin crisis no son tan grandes.

Llevamos todo el Eurobasket fintándole con la infidelidad. Muchos otros jugadores, muchos buenos detalles, la pertinaz insatisfacción, el descubrimiento para el gran público de Ribas y que él andaba cabizbajo y taciturno dejándose balones en las manos de los rivales.

Pero ayer resucitó el Chachismo y con él fieles, infieles, ateos,herejes, paganos,descreídos, idólatras y apostatas del Chachismo nos abrazamos de nuevo a su barba.
Sus 19 puntos fueron agua bendita por la dificultad de leer donde podría encontrar la ventaja en cada momento.Hubo penetraciones mágicas y tiros lejanos muy importantes,para congelar la zona protestante y cuando más ardía el partido.

Al quinto día le vimos flotar sobre la pista, le vimos acariciar la pelota cuando la subía y vimos otro trotar, otro caminar.Cuánto lo necesitaba España cuanto se necesitaba a si mismo.

Bueno ya está bien de frases hechas que no divierten ya a nadie y mejor ver el montaje. El basket de Sergio Rodríguez en días como el de ayer es amor. Suban el volumen y crean.