A los grandes equipos, a los más grandes de entre los grandes, se les reconoce sobre todo por cómo elevan su nivel en los momentos cumbre. Por un gen competitivo especial. España ha gestado su dominio toda una década a partir de aprender a lograrlo. Y en Lille completó una muestra más, superando a Lituania(80-63) con autoridad y conquistando su tercer Eurobasket en las últimas cuatro ediciones.

‘Baloncesto ingrávido’ títulaba la crónica Andrés Monje. Un partido más para la historia, ante Lituania. No fue como ante Francia pero fue oro. Con todos subiendo a lo alto del cajón. Una página más en la historia del baloncesto español que puedes revivir un mes después. Disfruta con el partido completo: