Campeón de España cadete las dos últimas temporadas y medalla de bronce el pasado verano (2014) en el Europeo sub-16 con la selección española, Eric Martínez Vila está en una nube después de haber cumplido su sueño a su temprana edad (16 años). Restaban 47 segundos para finalizar el choque entre el FC Barcelona y el CAI Zaragoza y Xavi Pascual, consciente de que los azulgranas sumarían una victoria más, se giró al banquillo y señaló al alero gerundense y a Stefan Peno indicándoles que salieran a pista para alegría de los 4.026 espectadores que asistieron al Palau Blaugrana y que podrán presumir de haber visto debutar en la élite del baloncesto a dos canteranos y joyas que llevan varios años criándose en las categorías inferiores del conjunto catalán.

Un debut histórico el de Eric. El jugador nacido el 15 de mayo de 1998 entró rápidamente a la historia del FC Barcelona, y es que con apenas 6.057 días de vida debutó con el primer equipo en la Liga Endesa (jugador más joven en hacerlo), superando al ex-jugador Jordi Soler (debutó a sus 6.224 días de vida). Y es precisamente Stefan Peno quien cierra ese particular podio culé de jugadores móvenes en debutar con el primer equipo. El serbio lo hizo a los 6.342 días, superando a ilustres como Ferrán Martínez o Juan Carlos Navarro.

De Stefan Peno ya sabemos cómo llegó a ‘Can Barça’ y también que fue el MVP en 2013 en el Europeo sub-16 con Serbia. Pero, ¿de dónde sale y quién es Eric Martínez Vila?

Eric Vila

Nació en Bescanó, localidad catalana muy próxima a Girona y en 2005, con apenas siete años, empezó a jugar al baloncesto en las categorías inferiores del CESET. Estuvo cuatro largos años donde no paró de crecer en Santa Eugenia pero a los 11 años tocaba dar su primer gran paso e ingresó en la cantera del mítico club catalán Sant Josep Girona. Era un jugador alto y determinante en la categoría, podía jugar tanto por fuera como por dentro y en liga había pocos jugadores que pudiesen frenarle. Y conscientes de ello a la temporada siguiente fichó por el FC Barcelona.

Increíble. Tenía 12 años, superaba el 1.80 de altura y salía de casa por primera vez para iniciar una nueva etapa en su vida. La Masía (residencia del FC Barcelona) pasaba a ser su nueva casa y el Barça su nuevo club.

Llegó al conjunto culé con la etiqueta de ser un jugador con un físico privilegiado y ello le convertía también en un habitual con la selección catalana y en un jugador al que la Federación Española de Baloncesto no perdería -desde entonces- de vista. Poco a poco y sin hacer ruido fue evolucionando y mejorando aspectos técnicos del juego. Siendo cadete ya superaba los dos metros de altura y su posición natural era la de alero, y para ser determinante desde esa posición trabajó mucho en el tiro exterior hasta convertirse a día de hoy en un jugador con altos porcentajes en tiros desde la media-larga distancia.

Los dos últimos años han sido los que han marcado a Eric, clave y decisivo en los dos últimos grandes éxitos en las categorías inferiores del FC Barcelona. Siendo cadete de primer año disfrutó con el cadete ‘A’ de Marc Calderón de una temporada histórica, alzándose con el campeonato catalán primero y el de España después. No obstante fue el curso anterior el más especial para este joven bescanoní, ya que contra todo pronóstico guió junto a sus compañeros Pol Figueras, Aleix Font, Màxim Esteban y compañía al cadete del Barça hacía lo más alto en el Campeonato de España después de pasar por encima en la final del Real Madrid de Luka Doncic, Acoydan McCarthy, Samba Thiago y compañía.

Eric MVila

Conquistó Zaragoza con ‘su’ Barça pero la temporada no acababa ahí para él. Desde tierras aragonesas marchó a Galicia, concretamente a Marín, después de haber disfrutado de un pequeño espacio de vacaciones veraniegas, para preparar el primer reto importante a nivel europeo de la generación del 1998. Eric Martínez fue importante desde el primer entrenamiento con la selección española, pasó el corte como se esperaba y viajó hasta Letonia cambiando el azulgrana por el rojo y defendiendo la elástica de la selección española de baloncesto para más tarde ser importante con 11.1 puntos y 6.1 rebotes por partido en la medalla de bronce conseguida.

Cómo pasa el tiempo… comentan desde el CESET, orgullosos y felices por el temprano debut de ‘su’ Eric en la élite del baloncesto español.

“Seguir creciendo, continuar mejorando y, sobre todo, que disfrute jugando”, nos comenta Jordi Gelma -alguien muy cercano e importante en lo personal para el propio Eric Martínez Vila- cuando le preguntamos sobre qué se espera del exterior catalán para esta temporada. Y es que las lesiones de Juan Carlos Navarro, Álex Abrines y Brad Oleson han ‘animado’ a Xavi Pascual a ‘echar mano’ de las categorías inferiores y de ahí el inesperado debut del propio Vila, quien jamás olvidará lo ocurrido en el mediodía del 14 de diciembre de 2014 cuando al día siguiente de jugar en la Adecco Plata se vestía de azulgrana con el dorsal 19 para convertirse en el debutante ACB más joven de la historia del FC Barcelona.

Eric Vila España

La Adecco Plata y la liga junior catalana son y serán las ligas donde habitualmente compita Eric Martínez durante la presente temporada. En el horizonte está ya el NIJT de Hospitalet y en mayo de 2015 Eric intentará conquistar el que sería su tercer campeonato de España y además de forma consecutiva.

Primer español nacido en 1998 en debutar en la Liga Endesa, habitual en la división de bronce del baloncesto español y en las categorías inferiores. Eric Martínez Vila, un alero que arrancó la pretemporada con 2.03 metros de altura y ya está con 2.06 metros.

Un chico increíble al que se le augura un bonito futuro… porque esto solamente es el comienzo.