Mientras el Carramimbre Club Baloncesto Ciudad de Valladolid sigue a la espera de que se tomen las decisiones pertinentes acerca de los posibles ascensos de la LEB Oro a la Liga Endesa, el club presidido por Mike Hansen ya trabaja en la próxima temporada. Y lo hace con un aliado de su propia ciudad: el Real Valladolid.

Los dos equipos se han reunido de forma telemática para discutir «puntos de acuerdo» en los que poder trabajar en un futuro próximo. Este ha sido el comunicado que han emitido ambos clubes:

«El Carramimbre CBCV y el Real Valladolid han iniciado esta mañana una serie de conversaciones formales para buscar puntos de acuerdo entre ambas entidades. En la reunión, mantenida por vía telemática, han representado al CBC Valladolid su Presidente, Mike Hansen, y su Director General, Saúl Hernández; mientras que en nombre del Real Valladolid han intervenido su Consejero Delegado, Matthieu Fenaert, y su Director del Gabinete de Presidencia, David Espinar.

La reunión ha sido de carácter ejecutivo y es el primer paso de un calendario de encuentros con el objetivo de encontrar fórmulas deportivas, sociales y financieras sostenibles, que garanticen la viabilidad y competitividad de ambos clubes en la ciudad de Valladolid, en el marco de una coyuntura que incita a sumar esfuerzos para el mantenimiento de los proyectos emprendidos

El presidente del Carramimbre había hablado días antes en Radio MARCA, viendo con buenos ojos esta posiblidad para el futuro:

«¿Sería una posibilidad? Por supuesto que sí. El Real Valladolid quiere hacer inversiones, tiene ilusión y una tremenda masa social. No es descabellado y esta directiva nunca pondría ningún impedimento si es algo bueno para el equipo y para la ciudad. Nosotros tenemos que hacer nuestros deberes por si llega esa oportunidad«