Con once victorias en su casillero, el ala-pívot de Tecnyconta Zaragoza quiere más y destaca la importancia de las dos salidas que afronta el equipo a Madrid y Murcia de manera consecutiva. La primera de ellas para medirse a sus ex del Movistar Estudiantes (domingo, 19.30 horas), equipo que busca alejarse de la zona baja y ante el que el vallisoletano apela a la ambición y al buen rendimiento que ha mostrado el equipo como visitante.

Uno de los mejores partidos de Alocén

Por eso, el vestuario rojillo no esconde la trascendencia de ambos desplazamientos: “Son importantes para sumar, que es lo que siempre queremos”, resalta sobre los dos próximos compromisos del equipo. “Dependiendo de los resultados veremos si hay que mirar hacia arriba o hacia abajo”, emplaza el internacional español destacando el hambre y la prudencia del grupo. “El equipo, por supuesto es ambicioso y piensa en positivo, pero hasta que no se jueguen no se puede hacer sumas y restas”, advierte.

Una dinámica en la que influye la confianza y el buen ambiente del vestuario: “Todos comprendemos las rotaciones y las asumimos sin problema”, asegura. “Si Barreiro juega de ‘4’ y lo hace bien, que lo haga todo lo que merezca”, justifica poniendo el colectivo por encima de lo individual. “Cuantas más armas tengamos, mejor”. Entre ellas, el despegue del joven Carlos Alocén: “Es un festival”, resume. “Viéndolo en los entrenos y su descaro en los partidos, es acojonante”, califica sin tapujos. “La selección le ha venido bien y espero que siga así en línea ascendente”, concluye esperanzado ante el futuro de su compañero.

La historia de Carlos Alocén

Aquí, la parte sobre Alocén: