Pocos veranos se recuerdan tan contundentes por parte de un equipo en el mercado de fichajes. El FC Barcelona Lassa ha decidido mover ficha de cara a la temporada 19/20 y entre renovaciones (Pesic, Heurtel y Claver) y fichajes (Mirotic, Abrines, Higgins y Davies) se ha colocado entre los favoritos para las competiciones del próximo año. ¿Cómo queda su plantilla?

Hoy el club azulgrana ha confirmado que su plantilla queda cerrada, con 14 jugadores en el primer equipo: 8 que tenían contrato, 2 renovaciones y 4 fichajes para disputar una temporada que se puede ir casi a los 90 partidos. Un roster en el que no estará Aleix Font, que parece que se marchará cedido al Coosur Real Betis, que regresa a la Liga Endesa. Estos son los 14 hombres de Pesic:

Bases: Thomas Heurtel y Kevin Pangos
Aleros: Alex Abrines, Kyle Kuric, Adam Hanga, Víctor Claver, Pau Ribas y Cory Higgins
Pívots: Ante Tomic, Nikola Mirotic, Pierre Oriola, Brandon Davies, Rolands Smits y Artem Pustovyi

El capítulo de baja lo ocupan 3 nombres: Chris Singleton, Jaka Blazic y Kevin Seraphin. Singleton por su elevado coste, Seraphin por los problemas con Pesic y Blazic por el overbooking exterior no serán piezas de la plantilla culé. Este anuncio supone que no habrá más bajas, por lo que Kevin Pangos y Pustovyi vestirán una temporada más la camiseta azulgrana.

Quizá las mayores dudas, en caso de no realizarse ningún movimiento más, surgirían en la posición de base. Heurtel ha renovado por dos temporadas tras firmar su mejor año con el Barça pero Pangos ha estado lejos de ofrecer el nivel que mostró con el Zalgiris. Eso sí, un hombre importante como es el húngaro Adam Hanga, que habitualmente inicia los ataques en su selección e incluso le vimos hacerlo en el Barça la pasada temporada, tendrán responsabilidades creativas. Lo mismo con Cory Higgins, que en determinados momentos puede subir el balón o defender a bases rivales.

En el juego exterior, con 6 jugadores en plantilla, Pesic tendría a su disposición todo tipo de alternativas. Tiradores como Kuric y Abrines, jugadores diferenciales en defensa como Hanga y Claver, y un Higgins que ha sido especialmente incisivo en las dos finales jugadas con el CSKA este año (15.5 en la Final Four y 18.6 en la VTB).

Por dentro sería donde el Barça daría el mayor salto de calidad. Davies dotaría al Barça de algunas de las cosas que le faltan con Tomic en el puesto de 5 (más rango de tiro, mayor movilidad). El resto lo podría poner Oriola alternando el puesto de 4-5 o Pustovyi si goza de mayores oportunidades.

Y luego el aterrizaje de Mirotic. Un jugador diferencial antes de su partida a la NBA y que aterriza en plena madurez en un Barça necesitado de otro líder que acompañe a Heurtel. Junto al seísmo mediático provocado por su regreso lo deportivo queda fuera de toda duda viniendo de sus dos mejores temporadas en la NBA (15.5 puntos). Todo ello a pesar de que teóricamente cerrase la puerta al jugador que más minutos ha jugado en la 18/19 (Singleton).

Por fuera, un tirador excepcional como Abrines puede ser un arma letal en su regreso a Europa, una vez dejados atrás sus problemas que provocaron el adiós a Estados Unidos. Una amenaza en ataque, con físico y capacidad de generarse sus propios lanzamientos. Un fichaje que puede ser determinante y que alternará las posiciones de 2 y 3, en las que también es importante la renovación de Adam Hanga.

Una reconstrucción con piezas de enorme valor. Un equipo candidato a todo.