Las malas noticias se acumulan en el Laboral Kutxa Baskonia. Los informes médicos realizados en Nueva York a Lamar Odom han detectado una radiculitis lumbar que podría mantener de baja durante un periodo de hasta dos meses al interior estadounidense, por lo que el jugador acaba su actual relación contractual con la entidad baskonista.

El ala-pívot norteamericano llevará a cabo su recuperación en Estados Unidos y abandona la ciudad vasca solamente un mes después de haber aterrizado. Aún así, desde el Laboral Kutxa Baskonia no le cierran las puertas y en el comunicado oficial informan de que el club baskonista confía en que su proceso de recuperación sea positivo y deja abierta la posibilidad de reanudar en un futuro el compromiso con el jugador en función de la evolución de su lesión.

21 días y 23 minutos sobre el parqué. Es el tiempo que ha durado el campeón NBA unido al Laboral Kutxa Baskonia. Su fichaje fue mediático y todas las miradas se centraron en él desde su llegada a España. En Euroliga jugó solamente seis minutos y estuvo muy errático (-1 de valoración), mientras que en la Liga Endesa solamente disputó el partido que enfrentaba a su ya ex-equipo ante el Valencia Basket. En la capital del Turia jugó cerca de veinte minutos y pudo anotar sus dos primeros y últimos puntos como baskonista, aunque bien es cierto, acabó con -4 de valoración y siendo superado por el montenegrino Bojan Dubljevic.

Quiero decir gracias. Estoy agradecido a la afición por el apoyo y la comprensión. No sólo a la gente de Baskonia sino a todo Vitoria que me ha mostrado mucho aprecio como persona no sólo como jugador de baloncesto. Quiero agradecer el continuo apoyo. Estoy algo avergonzado pero al mismo tiempo estoy orgulloso de poder decir que estoy lesionado y tener un equipo que lo entiende y continúa apoyándome. Eso significa mucho para mí y me hace tenerles mucho respeto. Lo que ha hecho Baskonia por mí en este corto periodo de tiempo me ha hecho entender que la gente me quería. Fíjate en el graffiti, le gustas a la gente, mira lo que significas para ellos. Eso fue increíble, ha confesado un emocionado Odom.

Respecto su lesión también ha querido explicarse y disculparse: “es algo que está más allá de mi control y del de cualquiera. Tengo que ser responsable y cuidar la lesión. Me lo quiero a tomar muy en serio y con orgullo. El viaje no ha terminado así que tengo que cuidar esta lesión y lo voy a hacer aquí pero sigo representando a Baskonia y lo que quiero es tratar de volver a la cancha y dar un buen espectáculo a la gente de Vitoria. Quiero hacerlo con integridad y orgullo. Quiero hacerlo sin perjudicar ni al club, ni al equipo ni a mí”.

Odom ha dejado claras sus intenciones. Creo que todo pasa por alguna razón y ahora en Vitoria y en Baskonia tengo un hogar que me espera. Es un lugar al que siempre volveré. Me gustaría volver a la cancha lo antes posible, tratar esta lesión y ser contundente y demostrar en la cancha que ya me siento mejor, ha manifestado.

1 Comentario

Comments are closed.