En la Liga Endesa el Real Madrid lleva hasta la fecha un balance de 11 victorias y 4 derrotas. Perdieron en casa ante MoraBanc Andorra, en las visitas a Barcelona y Lugo y, en su último partido, cedieron en el derbi ante el Movistar Estudiantes. Pero dos de estas derrotas tienen un jugador en común, una bestia negra para el equipo de Pablo Laso: Shayne Whittington.

El pívot de Michigan ganó con el MoraBanc andorra en la pista del Real Madrid en la jornada número 7 de la Liga Endesa (canastón de Ennis incluido)… y ha vuelto a repetir victoria en la jornada 15 con el Movistar Estudiantes. Y en ambos partidos con buenas actuaciones. Con los andorranos sumó 16 puntos, 4 rebotes y 15 de valoración; con los colegiales casi los calcó: 16 puntos, 6 rebotes y 16 de valoración.

Su cambio de equipo a mitad de temporada le permitió hacer algo que muy pocos pueden decir: haber ganado al Madrid dos veces en una misma vuelta de liga. Aunque tampoco era algo del todo nuevo para él. En la temporada 16/17, cuando jugaba en el Obradoiro, en el último partido frente a los blancos también salió victorioso (90-83) y firmó 12 puntos, 7 rebotes y 16 de valoración.

Pero Whittington no solo ha sido un amuleto sobre la pista del Wizink Center. Tras el partido se unió a parte de la afición “demente” que celebraba la victoria en el derbi… ¡para festejarlo con ellos! Un MVP dentro y fuera de la cancha.