El Unicaja andaba a la búsqueda de un base y ya lo ha encontrado. Ryan Boatright es el elegido por los malagueños para sustituir al lesionado Alberto Díaz que todavía estará entre 2 o 3 meses de baja. Un Boatright que el año pasado jugó en el Besiktas y que esta temporada había estado en la G-League pero al que los aficionados españoles sufrieron en la temporada 16/17.

Esa temporada la disputó con el KK Cedevita y ante el Valencia Basket dejó una actuación para la historia. 37 puntos, 11 asistencias y 10 faltas recibidas para firmar 51 de valoración, la tercera valoración más alta de la historia de la Eurocup. Aunque lo más importante, la victoria, fue para los taronja. Sin embargo, estos números le colocó como uno de los bases más deseados del panorama internacional tras haber comenzado el año jugando en China.

En esa misma edición de la Eurocup también se enfrentó a su actual equipo (Unicaja) anotando 19 puntos. En la G-League sus promedios hasta la fecha eran de 6.9 puntos y 3.9 asistencias en 20 minutos de juego.