Axel Bouteille es una de las grandes sensaciones de la temporada en la Liga Endesa. Fichado este verano por el RETAbet Bilbao Basket, este joven alero francés (24 años) está sorprendiendo por sus números y su buen hacer en el equipo vasco, una de las revelaciones de esta campaña. Llegó procedente del Limoges y ahora está en un momento dulce, liderando al equipo de Álex Mumbrú y siendo totalmente determinante en varios de sus triunfos. El último de ellos, ante el Barça, cuando Bouteille volvió a ser clave al anotar dos canastones en la prórroga.

En primer lugar vamos a acercarnos a sus números. Bouteille es el cuarto máximo anotador de la Liga Endesa, con un promedio de 18,2 puntos por encuentro, que acompaña de 3,7 rebotes por partido para un total de 16,9 de valoración media, también en el top 10 de la liga. Lo hace con buenos porcentajes: un gran 51,2% en triples lanzando más de 5 por partido y un buen 58% de acierto en tiros de 2.

Pero es buceando en sus números en los finales de partido cuando encontramos unos datos absolutamente sobresalientes. Lo ha hecho Igor Minteguia, que ha compartido estos datos de rendimiento de Bouteille en tramos clutch (finales apretados) de los partidos del RETAbet Bilbao Basket. Y sus números son descollantes ahí. Fíjense:

Bouteille acumula un total de 32 tiros de campo lanzados en el clutch time, con unos grandísimos porcentajes de acierto: 7/13T3, 13/19T2 y 11/12TL. Unos datos muy altos para un volumen de intentos relevante que han hecho ganar varios partidos apretados al equipo vizcaíno y han convertido a Bouteille en una de las sensaciones de la Liga Endesa. Desparpajo y atrevimiento para lanzar desde fuera o penetrar finalizando con contactos, una de sus especialidades. Bouteille está dejando su sello en la Liga Endesa, acaba contrato en verano y a buen seguro que su nombre está escrito en las agendas de muchos clubes europeos.

¿Qué datos toma en esta muestra? Hablamos en este caso de clutch en partidos Liga Endesa con datos de los 3 últimos minutos de los partidos que han entrado con – /+10 en el marcador, para evitar la desviación propia de partidos rotos o resueltos.

Foto: ACB-Photo-E-Cobos