El Movistar Estudiantes jugará un año más en la Liga Endesa. La derrota de Delteco GBC unida la victoria estudiantil por 83 a 80 frente al Monbus Obradoiro ha sellado la permanencia de los colegiales después de un partido no apto para cardíacos, con Darío Brizuela como protagonista final.

Gentile, con 27 puntos, fue el mejor del Estudiantes durante un encuentro que dominaron en la primera mitad llegando a tener ventajas de hasta 13 puntos. En la segunda parte la tendencia favoreció a los gallegos que mandaron hasta por 5 puntos… pero el destino tenía algo especial preparado para un jugador que volvía de lesión y que había luchado por llegar: Darío Brizuela.

El escolta del Movistar Estudiantes se había perdido los dos últimos partidos por lesión y solo había anotado 5 puntos en los primeros 37 minutos de partido. Sin embargo, en los últimos cuatro minutos de partido… en el Estu solo anotó él.

10 puntos consecutivos de Darío lideraron un parcial final de 10-4 que dio la victoria y la permanencia a los locales.

Con el final del partido la emoción se propagó con el Wizink Center…

Con el descenso ya matemático del Cafés Candelas Breogán, la última plaza de descenso será para Delteco GBC o Monbus Obradoiro dependiendo de lo que ocurra en la última jornada.

ACB Photo / A. Nevado