Los entrenadores a veces nos ponemos pesados con la idoneidad del tiro (no siempre) y en el partido de ayer se cumplieron las leyes de la pizarra (las cuales tampoco se cumplen el 100% de las ocasiones).

Xavi Pascual pintó un movimiento sencillo pero que resultó muy efectivo: un bloqueo directo frontal más un bloqueo ciego de Navarro al defensor del pívot en ese primer bloqueo directo. Fue mano de santo (metafóricamente el sistema y literalmente Navarro). Consiguieron molestar mucho el cambio de defensa que había mandado Unicaja y Markovic o no avisó a Fran Vázquez o éste no le escuchó. Se fueron los dos a cerrar a Satoransky, llegando a chocar entre ambos, lo que creo un vasto espacio a Navarro que recibió balón y clavó esa daga hasta la empuñadura. Muy bien ejecutado el movimiento: generaron un muy buen tiro con un solo pase. Buenos tiros, mejores porcentajes.

Siempre hay un pero.Y siempre hay debate en los playoffs (y que no falte). Me avisa una corriente tuitera del tema. Juan Carlos Navarro se pasa casi 7 segundos en la zona del Unicaja esperando el momento de empezar el sistema, con el balón vivo.Es una violación con el reglamento en la mano.

Matices:

1) ¿consigue alguna ventaja el Barcelona de esta situación? No lo parece pero si ganas el centro de la cancha y puedes estar mucho tiempo ahí parado, para el defensor es más complicado saber hacia donde quieres correr y poder estar cerca de ti.

2) Pisa la línea de fondo: El reglamento es claro (26.1.3 Para que un jugador esté fuera de la zona restringida ambos pies deben estar sobre la pista fuera de la misma) Navarro quizás pisa la línea de fondo, pero nunca en los seis segundos y pico, sale con los dos pies.

3) “Esto no se pita nunca” Vale, hasta ahí estamos, pero es un deporte que se ciñe a un reglamento y sobre el que nos debemos como deportistas. Queremos llegar a cada vez más público, queremos que haya muchísima atención de los medios, nos encanta ser trending topic. Mi opinión es que debemos comunicar cuando acertamos y cuando fallamos. Hay ruido en estos playoffs por varias acciones, lo mejor que se puede hacer es comunicar con firmeza y determinación. Este deporte ya no es como en los años 60-70 que el reglamento apenas llegaba a unas docenas de manos. Las jerarquías han de ser conscientes de eso y no tener miedo a asumir públicamente un error.

4) Teorías conspirativas: No creo en ellas, creo en los errores humanos y en la falta de atención de determinadas acciones por no ser comunes, pero si existen tres árbitros, la posibilidad del instant replay y los informes posteriores en vídeo entonces,tales errores se van reduciendo y más si no hay un factor demasiado complejo como el de tiempo-ojo humano.Esta acción de los tres segundos es solo de atención.

Hablando de errores, la segunda parte del vídeo va orientada a un error táctico individual. Joan Plaza diseña una jugada para salida de indirecto vertical y que reciba Granger, para después colocar bloqueos indirectos consecutivos por parte de Fran Vázquez y Carlos Suárez para que salga Ryan Toolson. Es una suerte de trampantojo, después Fran debería poner bloqueo a Suárez para liberarlo y quedar abierto.

La realidad en la cancha fue otra, no existió el primer bloqueo, hay veces que los bases hablan con los bloqueadores para evitar que les pongan la cortina (jerga venezolana) y así ir más libre a recibir el balón.
Granger no es capaz de recibir porque Marcelinho coloca su cuerpo muy bien y Stefansson (que sacaba de banda) no siente seguridad en pasarsela. Carlos Suárez es el receptor del primer pase. Pese a que eso no era lo acordado sobre pizarra, tenían muchísimo tiempo para rehacer el dibujo, pero con la sorpresa de todos sus compañeros, que no estaban preparados, el alero madrileño del conjunto malagueño se sacó un triple sin ninguna ventaja, un mal tiro. Una idoneidad de lo más baja posible. Tras los tremendos tercer y cuarto partidos que se había marcado, en el quinto no le salieron las cosas.

Muy a destacar las palabras de Joan Plaza sobre esta jugada, no hay mejor cosa para construir un sólido futuro que un padre (deportivo) sepa cuando tiene que proteger a sus hijos. Y eso que la noche tras el partido del entrenador seguramente ha sido tumbado en la cama, ojiplático, mirando tele-techo donde repetían a menudo esa jugada y otras parecidas de errores (la mente de coach es así).

Qué grande es el basket. Dos jugadas de 15 segundos y podemos estar horas debatiendo,escribiendo y editando sobre ellas. Con detalles tácticos, emocionales, técnicos y arbitrales.