Con el objetivo de alcanzar sus máximos objetivos en la Liga Endesa y la Euroliga, el Barça de la 20/21 ha apostado por dar continuidad a buena parte de los miembros de su plantilla pero con cambios en el banquillo y en algún puesto clave.

Con una reconstrucción iniciada en el verano de 2019, los culés seguirán manteniendo a Nikola Mirotic como principal referente pero otros jugadores llegados en aquel verano como Brandon Davies o Cory Higgins seguirán siendo esenciales. Siguen jugadores claves como Adam Hanga, Pierre Oriola o Víctor Claver y buscarán tener más oportunidades otros como Roland Smits o Artem Pustovyi.

El principal cambio que se ha producido en el equipo con respecto a la temporada pasada ha sido la llegada de Sarunas Jasikevicius al banquillo. Agotado el ciclo de Svetislav Pesic, Jasikevicius buscará instaurar la misma filosofía e intensidad que le ha permitido sacar el máximo partido a las plantillas de las que ha dispuesto en el Zalgiris y con las que ha conseguido éxitos tanto a nivel europeo como en Lituania. Su fichaje, deseado por buena parte de la afición durante varios años, por fin se terminó produciendo.

El único refuerzo sobre la pista que tendrá el Barça de cara a la próxima campaña es el de Nick Calathes. El base griego llega desde el Panathinaikos en el que la pasada campaña firmó 10.7 puntos y 8.3 asistencias en 26 minutos de juego. Sus dos primeros partidos en el Barça ya han servido para verle al timón del equipo de Jasikevicius y para ver que sus minutos de juego (27 de media) se pueden acercar a los que disputaba en Grecia.

Así queda su rotación:

Calathes – Heurtel – Bolmaro
Higgins – Kuric – Abrines
Claver – Hanga – Martínez
Mirotic – Smits
Davies – Oriola – Pustovyi

Entrenador: Sarunas Jasikevicius

acb photo