Un año inolvidable el de Campazzo. Real Madrid, Mundial, Mvps, actuaciones memorables y una hija, el mejor regalo que se puede tener.

Ha llegado a su casa Sara Campazzo Vallina, su primera hija y los compañeros argentinos de BasquetPlus le han hecho una entrevista donde rescatamos lo más destacado de todo pero la tenñeis completa en este enalce

Mas nervioso que en un partido

. Sï, mucho más. Era como que estaba todo el tiempo en shock y al mismo tiempo disfrutándolo. Me había imaginado el parto como una cosa totalmente distinta. Pensé que habría más tensión. Quizá tuvimos la suerte de tener un buen parto. Yo estaba constantemente mirando, y cuando le dieron la niña a Consu todavía no lo podía creer. Estaba en otro mundo. Fue una felicidad tremenda, una sensación que no había sentido nunca.

¿Ha cambiado la perspectiva en algo?

. Quizá es pronto, pero algo dentro mío cambió. Ya había cambiado cuando me enteré que iba a ser padre. Las derrotas duras no las quería llevar a casa. Todo lo contrario, porque sabes que en tu casa la situación es otra totalmente diferente.

-¿Y ese primer viaje cuando has sido padres? ¿Fue complicado?
. Sí, horrores. Sara nació el martes a primera hora, yo estuve en el hospital todo el día, me dijeron que no fuera a entrenar. El miércoles sí entrené y ya viajé para jugar en Belgrado. Tuve lunes y martes sin dormir, aproveché el viaje para dormir un poco, pero fue loco que estuviera ahí y el día anterior en el hospital con Consu y Sara. Me costó un poco cambiar el chip, pero a la hora de jugar se me pasó todo.

¿Puede tener influencia el jugar un Mundial para luego tener un inicio complicado de temporada?
. Somos 16 jugadores y cada uno podría estar en cualquier equipo del mundo como titular y ser protagonista. El cuerpo técnico está manejando a la perfección la rotación, sabiendo que cinco venimos del Mundial y hubo muchos partidos durante las vacaciones. La Euroliga este año es súper competitiva y difícil. Siempre tienes bajones, por lo general más adelante. Quizá el nuestro vino antes, pero no queremos poner como excusa el Mundial. No empezamos como queríamos, pero a la vez estamos poco a poco volviendo a nuestro buen juego. Es normal tener algún bajón y con el equipo que tenemos no termina siendo tan grave.

– Has ganado casi todo con tus equipos y a nivel personal. ¿Siente este año la responsabilidad de responder ante tus compañeros y ante los demás por lo que se espera de ti?
. No, no lo veo así. Al fin y al cabo es otro rol el que tengo comparado a la selección. Somos 16 jugadores, tres bases, 90 partidos. No me pongo a pensar en los mejores bases de Europa o si estoy ahí. Pienso en cada partido e tengo en mi cabeza ayudar a mis compañeros y producir cuando me toca estar adentro. Poner toda la energía y la intensidad para hacer fluir al equipo.

View this post on Instagram

Mi chiquitita ! 😍

A post shared by Facu Campazzo 7 (@facucampazzo) on