Con el primer título de la temporada ya en las vitrinas tras la victoria en la Supercopa Endesa, el Real Madrid de baloncesto afronta la 20/21 con pocos retoques realizados en su plantilla. Una apuesta por la continuidad en la que solo se han realizado dos movimientos en un equipo que ha estado más activo en el mercado de salidas con 4 bajas (Salah Mejri, Klemen Prepelic, Jordan Mickey y Mario Nakic).

La columna vertebral del equipo de Pablo Laso no sufre modificaciones. Facundo Campazzo, Gabriel Deck y Walter Tavares seguirán siendo los ejes principales, manteniendo a la pareja de ala-pívots que forman Anthony Randolph y Trey Thompkins y buena parte del juego exterior (Jaycee Carroll, Rudy Fernández, Jeffery Taylor, Fabien Causeur…). Además, se apuesta por el crecimiento de Usman Garuba que tendrá que jugar bastantes minutos de la próxima campaña en el puesto de pívot.

Los refuerzos que se han producido en el equipo van a ampliar todavía más la rotación de los blancos que incorporan a su plantilla talento nacional. De esta forma, llega al equipo definitivamente Carlos Alocén tras su año cedido en el Casademont Zaragoza en el que promedió 7 puntos y 3.5 asistencias. En la Supercopa Endesa disputó uno de los dos encuentros firmando 9 puntos y 2 asistencias.

La otra incorporación del Real Madrid es Alberto Abalde. Su tremendo crecimiento con el Valencia Basket durante la 19/20 le llevó al equipo de Pablo Laso en el que, durante la Supercopa Endesa, ya ha demostrado sentirse como pez en el agua. 11 puntos de media durante los dos partidos y un 70% en tiros de campo sin superar los 20 minutos de promedio. Una muestra del potencial que pude desplegar esta temporada.

Así queda su rotación:

Campazzo – Alocén – Laprovittola
Abalde – Llull – Carroll – Causeur
Deck – Rudy – Taylor – Tisma
Thompkins – Randolph
Tavares – Garuba – Reyes

Entrenador: Pablo Laso

acb Photo