Parecía que el Cafés Candelas Breogán tenía el partido controlado… pero nada más lejos de la realidad. Con 4 arriba y 4 segundos (76-80) en el reloj Tomás Bellas anotaría un triple y dejaría el encuentro apretado para una última posesión del equipo de Lugo. Fuenlabrada tenía una misión clara, tratar de hacer falta pero no lo conseguiría y Redivo encararía la canasta y anotaría en vez de esperar que transcurriesen las 8 décimas que restaban. Una decisión de la que estaba apunto de arrepentirse.

Con 8 décimas en el reloj (y después de las protestas al árbitro por parte de Llorca), Paco Cruz recibiría en su propia pista y haría esto:

Y a pesar del canastón… luego no consiguieron llevarse la victoria y el Cafés Candelas Breogán ganó por 95 a 98 con 22 puntos y 25 de valoración de Sergi Vidal. ¿El mejor de los fuenlabreños? Paco Cruz con 32 puntos, 7 rebotes, 5 asistencias y 33 de valoración.