Las lesiones. La cara B del deporte. De lo más alto a lo más profundo en un abrir y cerrar de ojos. Situaciones en las que siempre toca seguir adelante por muy duro que resulte. Un camino que ha tenido que recorrer Pablo Aguilar durante el último año, pero que ya ha llegado a su fin. El ala-pívot no solo está de vuelta, sino que ha regresado siendo parte esencial de un mes histórico para Burgos.

Pablo Aguilar: Sol Naciente como analgesia, por José Manuel Puertas

San Pablo Burgos fue una de las sorpresas de la Fase Final de la Liga Endesa y, en cierta medida, Pablo Aguilar uno de los culpables. En 6 encuentros disputados, el granadino sumó 65 de valoración, aportando una amenaza exterior más (10/23 T3) y una fuente de rebotes que vino genial al sistema de Joan Peñarroya. Además, en el encuentro decisivo de la fase de grupos ante el Real Madrid, el granadino firmó su mejor encuentro, dejando claro que había llegado para ser importante partícipe de un mes histórico para la entidad.

En cualquier caso, el camino de Pablo Aguilar hasta junio del 2020 no fue sencillo. Hace poco más de un año, una lesión en el radio de la muñeca izquierda iniciaba un largo proceso en el que las dramáticas noticias se sucedían una tras otra.

Sin Mundial en un año en el que su convocatoria parecía muy factible y en un torneo que acabó como todos sabemos, con España en lo más alto. Sin poder debutar en el Iberostar Tenerife tras firmar su regreso a la Liga Endesa. Un nuevo proceso de recuperación y, pasado un tiempo, entrenamientos con equipos como el CB La Zubia (Liga EBA) o el Covirán Granada (LEB Oro). Hasta que el día llegó: volvió a disputar un partido en Japón tras 10 meses. Unos días más tarde, se puso las botas por segunda vez… y el coronavirus frenó en seco todo el baloncesto mundial. Cuando la luz parecía llegar, tres meses más sin poder jugar y un regreso a España inesperado… pero con final feliz.

Una aventura por la que Pablo Aguilar no ha querido dejar de dar las gracias a todos aquellos que la hicieron posible.

Quizá te interesa…

La oportunidad excepcional de los que ya no creían tenerla: 6 casos muy particulares de la fase final