La otra cara del baloncesto y quizás, la más dulce teniendo en cuenta el calvario por el que pasan los jugadores del Bilbao Basket. Mañana los ‘hombres de negro’ empiezan una huelga, tal y como anunciaron en la previa del partido ante el Real Madrid. Los de Rafa Pueyo pelearon y trataron de regalar a su afición una victoria épica, ya que enfrente estaba el equipo más en forma de toda Europa. La victoria no se consiguió, pero sus aficionados se hicieron notar agradeciendo el carácter mostrado por los suyos durante tantos partidos. También recibieron un pequeño pero gran homenaje de los jugadores del equipo de la capital de España, que conocedores de la situación por la que pasa el equipo bilbaíno les quiso despedir con un pasillo que puso de pie a toda Miribilla.

Una vez finalizado el partido, Álex Mumbrú y Roger Grimau (pesos pesados del equipo) agradecieron el apoyo recibido por parte de sus aficionados a través de la red social twitter.

 

 

 

1 Comentario

Comments are closed.