«Seguro que Bojan Dubljevic jugará en Valencia la próxima temporada. Después veremos si sigue en Europa o da el salto hacía la NBA, aunque prefiero que antes de cruzar el Atlántico juegue en la Euroliga», declaraba su agente, el mediático Misko Raznatovic, en una entrevista concedida a Juan Carlos Villena para el portal informativo «Las Provincias» durante la Copa del Rey celebrada recientemente. A sus 22 años, Bojan ya es una referencia en Valencia. En su segunda temporada como «taronja» el interior montenegrino se está convirtiendo en uno de los nombres propios de la Liga Endesa. 

10748_10151871731887256_18984783_n

Su temporada roza la perfección. En un año donde las lesiones ocupan un primer plano en la actualidad del Valencia Basket, Bojan Dubljevic ha sabido aprovechar la ocasión para convertirse en un jugador imprescindible para Velimir Perasovic, quien ha convertido al ala-pívot en uno de los pívots más regulares de la competición doméstica. Un jugador que jugando ha superado las expectativas que se tenían puestas en él. Físicamente está más fuerte que nunca, mentalmente también, véase en los últimos partidos, donde el «apagón» de un desconocido Doellman ha servido para convertir al balcánico en el jugador franquicia de su equipo, o al menos, el jugador con mejor estado físico y anímico de la plantilla «taronja». Un jugador al que necesitaban y necesitarán los valencianos, ya que el propio Raznatovic (quien también es agente de Justin Doellman) confirmó en la misma entrevista al portal «Las Provincias» que el ala-pívot norteamericano tiene muchas posibilidades de salir de la capital del Turia el próximo verano, debido a que él considera que la mejor opción para «su cliente» es que juegue en un equipo con opciones de conseguir grandes logros en el viejo continente (Euroliga). Al ritmo de «Dubi, Dubi» recibe partido tras partido la ‘Fonteta’ a su nuevo ídolo, Bojan, quien a través de su carácter y entrega en cada encuentro es capaz de contagiar a una afición que sigue soñando con el juego de su equipo, segundo clasificado en la Liga Endesa y en los octavos de final de la Eurocup, cumpliendo con el guión soñado antes de que se iniciase el nuevo curso.

  • Cuando los números reflejan la importancia de un jugador.

J217LACB5813’3 puntos (60’3% en T2 y 47’8% en triples), 5 rebotes, 0’4 asistencias, 0’9 recuperaciones y 14’5 de valoración en apenas 20.1 minutos sobre el parqué en la Liga Endesa, mientras que en la Eurocup también está dejando buenas sensaciones, por lo que podría volver a ser galardonado con el premio a mejor jugador joven, igual que la temporada pasada. En la competición continental el interior del Valencia Basket promedia (en 19.2 minutos), 13’1 puntos (55’2% en T2 y 56’7% en T3), 5’2 rebotes, 0’4 asistencias, 0’7 recuperaciones y 15’5 de valoración. Sí, Dubljevic está obteniendo en la presente temporada sus mejores medias desde su llegada a la élite.

Entre sus mejores partidos de la presente temporada, destacar sus 26 puntos y 7 rebotes en la victoria de su equipo ante el FC Barcelona o sus 15 puntos y 13 rebotes en el partido que enfrentaba a su equipo y al Iberostar Tenerife, donde se enfrentó a Blagota Sekulic, un jugador por el que Bojan siempre ha manifestado tener un aprecio y respeto especial por como capitaneó en su día a la selección de Montenegro. Esas actuaciones (entre otras) han servido para que desde Minnesota se froten las manos pensando en la llegada de Bojan hacía la NBA.

Misko Raznatovic, su representante, quiso comparar en su día al montenegrino con el bosnio Mirza Teletovic. Lo cierto respecto a ésa significativa comparación es que existen similitudes entre ambos jugadores, pero quizás el ‘taronja’ sea un jugador más completo (con mayor proyección) que el ex baskonista y ahora jugador de Brooklyn Nets. Mirza, que en su día fue uno de los interiores más determinantes de la Liga Endesa, era muy de rachas, mientras que lo más importante en Dubljevic es su regularidad. Un jugador capaz de ganar un partido sin hacer ruido. Un jugador diferente, de los que gusta al aficionado. Ahora, un ídolo en la capital del Turia. Mañana, ¿un ídolo en Minneapolis? De momento el bueno de Bojan no se ha pronunciado a cerca de un posible futuro en la NBA, aunque bien es cierto que si sigue como en las últimas jornadas el cruzar el Atlántico podría ser algo que empiece a pasar por la cabeza de un jugador feliz, que se divierte y nos divierte con su baloncesto.