Sin opción ninguna de clasificación para las semifinales, cosa que no ocurría desde hace 12 años, desde 2008, el Madrid tuvo que cumplir la penitencia de jugar para conseguir una amarga y estéril victoria. El Real Madrid se impuso en un partido intrascendente, y por tanto sin alma, al Casademont Zaragoza por 97-88, en el último choque de grupos de esta Fase Final de la Liga Endesa

El partido:. «Normalmente cuando ganas el último partido del año estás contento, hoy ganando estamos jodidos. Se lo he dicho en la previa a los chicos, les he felicitado por el trabajo de la temporada, creo que mi equipo ha estado magnífico. Los jugadores han estado muy bien. El inicio era muy difícil para nosotros con jugadores llegando del Mundial. Ganamos la Supercopa, nos costó arrancar un poco, algo que sabíamos pero luego cogimos velocidad de crucero, estábamos segundos en Liga Endesa y Euroliga. Fuimos capaces de ganar luego la Copa del Rey haciendo una gran torneo, la valoración de la temporada para mi es muy buena».

Reflexiones:«La anterior pandemia fue en 1918, una gripe española. Todos hemos vivido una situación especial, no sólo Pablo Laso. #VolveresGanar y hemos vuelto, me hubiera gustado competir mejor y que el equipo hubiera llegado mejor. Casademont Zaragoza ha sido tercero en la temporada regular y han perdido cuatro partidos aquí y están celebrándolo. Es un torneo especial, excepcional, me gusta siempre ganar, pero si me preguntas por la temporada y el momento de la temporada en que se paró todo estábamos en mucho mejor de lo que hemos llegado aquí».