Desde hace poco más de un mes todo son buenas noticias en Zaragoza. El equipo dirigido por Porifirio Fisac no solo fue capaz de hacerse un hueco en los playoffs en la última jornada, sino que consiguió alcanzar unas históricas semifinales. Alocén en pleno crecimiento, Okoye en el quinteto ideal de la liga, Seibutis en los momentos calientes… pero hay un nombre que, especialmente en los playoffs, ha sido capital para el Tecnyconta Zaragoza: Javier Justiz.

El cubano ha vivido un siempre complicado primer año de adaptación a la Liga Endesa. Su aportación de 7 puntos y 4 rebotes durante la temporada ha crecido durante la recta final siendo uno de los puntales del equipo en playoffs. De hecho, desde el 19 de mayo (jornada 33), sus números son de 11.4 puntos, 6.5 rebotes y 13 de valoración… en apenas 18 minutos. Una proyección de casi 25 puntos y 15 rebotes por cada 40 de minutos de juego, una auténtica salvajada.

En playoffs (62% en tiros de campo) fue clave en los dos partidos frente a Baskonia y no solo por su aportación ofensiva (25 puntos en 36 minutos). Consiguió minimizar el impacto de jugadores como Poirier o Voigtmann y acumuló un +17 en la serie cuando estuvo en pista. Además del factor emocional y su conexión con el público.

Contra el Barça no ha conseguido alcanzar niveles tan altos de excelencia… hasta el tercer y definitivo encuentro. Sus 24 puntos (10/13 en tiros), 9 rebotes y 32 de valoración no consiguieron llevar a la victoria al Tecnyconta Zaragoza pero mostró ante su público buena parte de su evolución durante el año. Esos 32 de valoración, además, es la valoración más alta que ha conseguido ningún pívot ante el Barça en todo el año en ACB (Abromaitis 30) y con una diferencia todavía más amplia en comparación con los 5s (Poirier 21).

Si el año que viene Justiz mantiene esta progresión podemos estar ante uno de los pívots más dominantes de la Liga Endesa y en Zaragoza pueden estar tranquilos: firmó 2 años con opción a otros 2.

ACB Photo