Menudo día para el futuro jugador de la Universidad de Gonzaga. El viernes llegó a Marín después de cuajar una buena actuación en Valladolid con el conjunto cajista y hoy, dos minutos antes de que su equipo perdiera ante el Real Madrid y para sorpresa de muchos, abandonó A Raña destino al aeropuerto para volar hacía Andalucía, donde cinco horas después de jugar la final del Campeonato de España Junior se volvía a vestir de corto para jugar el partido ante el Baloncesto Fuenlabrada.

Dos partidos espaciados en cinco horas. Una victoria y una derrota. El Real Madrid de Paco Redondo sí supo frenarle. En la final del Campeonato de España en categoría sub-18, el ala-pívot lituano de solamente 18 años anotó 14 puntos, capturó 8 rebotes y terminó con 13 de valoración en 27:44 minutos. Por otra parte, en el Martín Carpena apenas pudo disfrutar de 10:55 minutos que aprovechó para capturar 4 rebotes.

Él abandonó A Raña dos minutos antes de que su equipo cayera ante el Real Madrid y despidiéndose de sus compañeros a la vez que dándoles ánimos para la recta final del encuentro. Cuando él se fue los de Leandro Ruíz caían por seis puntos. Fue extraño, ya que el partido ante el ‘Fuenla’ no era decisivo para el club que todavía tiene sus derechos. Junto a él, los juniors del equipo malacitano también ‘salieron pitando’ destino al aeropuerto para desde ahí llegar al Martín Carpena y recibir un pequeño homenaje de su afición.