Ya está de vuelta. Gustavo Ayón regresó ayer a Madrid tras pasar unos días en México, después de que sus padres sufrieran un duro accidente de tráfico el pasado 2 de octubre, un viaje que le ha obligado a perderse varias citas del Real Madrid (tres partidos de liga y el debut en la Euroliga concretamente).

Los padres de Ayón, Carlos Gustavo Ayón y María Edelmira Aguirre, chocaron contra un camión y han estado varios días hospitalizados. En cualquier caso, el mexicano no viajará a Milán para el choque de Euroliga que hoy disputa el conjunto blanco.

El pívot quiso agradecer el apoyo del cuerpo técnico y de sus compañeros con un emotivo comunicado publicado en sus redes sociales: