Las cosas no se hicieron bien en verano, el proyecto salió tarde y de ahí a los continuos movimientos que está habiendo por Valladolid en la presente temporada. Tras aterrizar Pepe Pozas, Lamont Mack y Armon Johnson hace aproximadamente un mes, el equipo vallisoletano ha llegado a un acuerdo con el pívot nacional Héctor Manzano, quien terminó la semana pasada su estancia como jugador del Melilla Baloncesto y firma con el Club Baloncesto Valladolid de cara a la recta final de temporada en la Liga Endesa, tal y como adelanta el periodista Pablo Romero.

Manzano, de 33 años y 207 cm de altura, ya conoce de primera mano la Liga Endesa después de debutar en ella con el equipo de su ciudad, el Club Baloncesto Granada, allá por la temporada 2002-03. Además, también tuvo una segunda oportunidad en la máxima competición nacional a los servicios del Obradoiro, por lo que Valladolid será su tercera casa en la ACB, que no en su carrera, ya que en la última década el pívot andaluz ha pasado por cinco equipos de LEB, perteneciendo las tres últimas temporadas al Melilla Baloncesto.

El interior español se pondrá a las órdenes de Ricard Casas próximamente (no parece ser que debute en el partido ante el UCAM Murcia) y llega para suplir a Nedzad Sinanovic, último en bajarse del ‘barco’ vallisoletano. Héctor Manzano ha disputado una media de 26:40 minutos en el Club Melilla Baloncesto y ha obtenido unos brillantes promedios de 10’1 puntos (42% en tiros de campo), 5’7 rebotes, 2’5 asistencias y 12’7 de valoración.

Foto: baloncestoconp.es