Ha sido una de las bombas del verano, uno de los movimientos que sacudieron el mercado europeo con mayor virulencia. A finales de junio surgió el rumor con fuerza, y a principios de julio se confirmaba oficialmente: Nikola Mirotic dejaba atrás la NBA, incluyendo supuestamente una lucrativa oferta de los Utah Jazz, para regresar a España, donde ya había jugado durante años en el Real Madrid. Solo que esta vez sería vistiendo la camiseta del eterno rival: el Barça Lassa. El pique estaba servido. Y las expectativas, por las nubes.

Pero lo más impresionante el excelente debut de Nikola Mirotic con el FC Barcelona es, precisamente, que por muy altas que estuvieran las expectativas… las ha superado.

Mirotic asusta. Y el Barça lo hace también junto a él. ¿En qué ha cambiado este Nikola del que se marchó en su día del Real Madrid? ¿Cómo está ejerciendo su dominio en este comienzo de temporada?

Desarrollo físico made in USA

Sin entrar aún a valorar los números, salta a la vista que este Nikola Mirotic está unos cuantos peldaños por encima del viejo Niko en el apartado físico. Desarrollado para aguantar las luchas con los pívots más potentes de Estados Unidos, el físico de Mirotic ha pasado de ser un punto dudoso en su marcha a Estados Unidos, a convertirse en un plus en su regreso a Europa.

No es que vayamos a verle destrozando a los interiores rivales por pura fuerza, pero donde más se aprecia esa evolución física en en detalles como las salidas al contragolpe o las finalizaciones con contacto.

 

En este comienzo de temporada Mirotic está corriendo, y mucho. La orden de correr la pista es clara, y como vemos eso le ha servido para robar bastantes puntos al rival. Y, por otra parte, ser capaz de aguantar mejor los contactos le ayuda a finalizar mejor cerca de la canasta. En Europa no vamos a encontrar a muchos jugadores que puedan aprovecharse de él por su físico.

Es cierto que Mirotic nunca ha sido un gran defensor individual y eso no va a cambiar ahora, pero probablemente sufra menos que antes, encontrándose en una pista con menos espacios y arropado en el sistema defensivo de Pesic.

“Mirotic se ha adaptado muy bien al equipo”, dijo el entrenador recientemente. “Sabemos de su talento, disfruta jugando y eso se refleja en los partidos, aunque no esperaba que estuviera a este nivel en ataque y en defensa. Pero tiene mucho equilibrio y está trabajando muy bien”

 

Dominio de espaldas y al poste

Sencillamente, está siendo una gozada ver a Mirotic recibir balones en el poste y crear a partir de esa posición. Unas veces jugando de espaldas, otras encarando en posición de triple amenaza, pero siempre resolviendo. Y con multitud de recursos, como el lanzamiento a tablero, o un rápido tiro tras bote, o un potente giro en el momento preciso para finalizar con una bandeja cerca del aro.

Estas armas (juego en el poste, uso de la media distancia), que tanto peso han perdido en la NBA en los últimos años, en Europa continúan siendo el pan nuestro de cada día. Y Mirotic se está sirviendo de ellas para generar ventajas en el uno contra uno, ya sean para él anotando o dando mejores oportunidades a sus compañeros cuando atrae el dos contra uno.

 

Mientras que en Estados Unidos Mirotic se había convertido poco más que en un cuatro abierto que esperaba para recibir y lanzar (en la temporada pasada el 51,8% de sus intentos de canasta fueron en catch-and-shoot, recibir y lanzar en estático sin bote, y ese porcentaje llegó a alcanzar el 59% en 2017), el Barça está aprovechando sus cualidades de una forma más generalizada, incluyendo la capacidad de sacar tiros libres, algo que muchas veces separa a los buenos jugadores de los de la élite. Mirotic está promediando 10.2 tiros libres intentados por encuentro, una cifra que seguramente irá bajando hasta establecerse, y está metiendo un 86.2% de ellos.

 

El triple

Pero que el Barça utilice sus habilidades de una forma más generalizada no quita para que el triple, o su acierto en esta faceta, sea lo que termine dando una dimensión superior a Nikola Mirotic.

Es impensable que el jugador blaugrana vaya a mantener este nivel desde la larga distancia. Más que nada, porque en la Liga Endesa está anotándolos con un increíble 48% de acierto (12/25). También porque la inconsistencia en este apartado, con meses de un 45% y otros de un 33%, le lastró en la NBA. Pero la mayor cercanía de la línea europea le beneficia, y los de Pesic ya han desarrollado sistemas en los que, bien sea con él saliendo de un bloqueo, o simplemente colocándose en la esquina, simplemente su amenaza desde la larga distancia desbarata toda una defensa.

 

El año pasado Mirotic anotó con un 38.2% sus triples en suspensión sin bote, en catch-and-shoot. El anterior fue un 37.1%. En su mejor temporada en este sentido, la 2015-16, fue un 42.2%. Simplemente con que ronde una cifra que se coloque entre estas ya resultará determinante.

Números de récord en valoración

No podemos analizar el comienzo de Mirotic con el Barça Lassa sin hacer un repaso a los números que está firmando.

En las estadísticas básicas sus números ya causan bastante impresión: entre Supercopa, ACB y Euroliga Mirotic está promediando 20.6 puntos, 6 rebotes y un 42.1% de acierto en triples en 27,4 minutos por partido. Dichos promedios son aún mejores si nos quedamos solo con los partidos disputados en la liga ACB: 23.8 puntos, 6.2 rebotes y 48% de acierto en triples. En la victoria contra Valencia Basket logró 33 puntos, 6 asistencias, 5 rebotes y 5 robos, algo que solo habían logrado antes Michael Anderson en la 1994-95 y André Tuenr en la 1996-97. Hace más de dos décadas.

Los numerazos de Nikola Mirotic en el partido que logra su máxima anotación en la Liga Endesa

Es cuando llegamos a la parte avanzada cuando ponemos la guinda a estos números. Con una media de 29,6 de valoración en este arranque liguero, hay que retroceder 18 años, hasta la 2001-02, para ver una mejor marca. Fue la de Tanoka Beard, entonces jugador del Joventut, capaz de empezar el curso con 11, 39, 35, 27 y 43 de valoración, para alcanzar los 155 (31 de media) en este apartado estadístico. según ACB.com.

Desde entonces nadie ha tenido un inicio similar al de un Mirotic que está sumando 1.66 puntos por cada posesión, un dato bastante superior a los ya-de-por-sí excelentes 1.57 puntos por posesión de la temporada 2013-14, la última con el Real Madrid.

Además, como apuntan desde ACB.com, Mirotic también se ha convertido en el jugador más caro de la historia del SuperManager KIA.

“Es un dato curioso y anécdotico, sí, pero también sirve para darle una perspectiva temporal a sus números. Nikola Mirotic se acaba de convertir en el jugador más caro de la historia del SuperManager KIA, con 2.398.400€ en la Jornada 5.

El de Podgorica aportó 173,4 puntos (148 de valoración, además del bonus del 20% por sus 4 victorias) a los managers que apostaron por él, y su precio no deja de elevarse, superando a mitos del juego como Scola (2004-05) o Macijauskas (2003-04), que hasta ahora marcaban el techo de precios del SuperManager KIA.”

 

La sonrisa

Por encima de todo, Nikola Mirotic parece feliz, y está jugando como alguien que disfruta cada segundo de lo que hace. Y eso, para alguien influido tanto en lo emocional como él, es clave. Porque cuando estaba en la NBA era bastante evidente que si no estaba cómodo no rendía, o que si estaba contento se salía, como en el principio de la temporada 2018-19, promediando casi 25 puntos por partido en octubre de 2018.

El mismo jugador lo reconocía en unas declaraciones a ACB.com, en las que comentaba que recientemente ha estrenado casa y que está “muy feliz” de vivir esta nueva etapa en su carrera deportiva. “

“Ya tengo casa, estamos instalados y todo en orden”, dijo Mirotic. Creo que si mi familia está bien aquí en Barcelona, yo también lo estoy”. 

Y muchas veces basta con eso, con estar donde tú y los tuyos os encontráis mejor, aunque no se suponga que sea donde debes estar. Aunque te llamen cobarde por dejar la liga más importante del Mundo, o te griten “rata” o “vendido” por haber fichado por el eterno rival. Porque él ya contaba con eso.

Sabía lo que iba a suponer mi fichaje, era muy consciente”, reconoció Mirotic. “Para mí era un gran reto, yo quería estar en los ojos de los demás. Sabía que todo el mundo me iba a pitar y todo eso, pero para mí eso es una motivación”.

 

Y esto es… ¿solo el principio?

Cabe esperar que los números del hispano montenegrino vayan descendiendo poco a poco a guarismos más lógicos, y sería ingenuo creer que este nivel o que el 48% de acierto en triples va a poder mantenerse durante toda la temporada. Llegarán baches de juego, tanto de Mirotic como del Barça, y entonces será cuando se ponga a prueba todo lo dicho anteriormente, especialmente la parte de la felicidad.

Pero también hay otras áreas en las que hay margen de mejora. No todo ha sido perfecto. Y Pesic seguro que se guarda ases bajo la manga para utilizarlos en los momentos clave de la temporada. Por poner algún ejemplo, un área en el que apenas hemos visto utilizar a Mirotic y que quizás sorprende dado su potencial en esa faceta, es el pick and roll y/o el pick and pop.

Tiene lógica, ya que Nikola ha jugado junto a otro interior, y cuando ese acompañante es Ante Tomic, por ejemplo, lo sensato es que Tomic ponga el bloqueo y Mirotic, que es más peligroso desde fuera, esté abierto para mejorar el espaciado. Pero la temporada es larga y seguro que el uso de Niko en el bloqueo es algo a lo que Pesic terminará recurriendo en algún momento tarde o temprano.

De momento el nivel de Mirotic da miedo a los rivales, y sumar su calidad a la del resto del proyecto blaugrana 2019-20 nos da como resultado que nos encontremos con uno de los grandes candidatos a todos los torneos de la temporada.

Con la Euroliga en el punto de mira y jugando donde él ha decidido hacerlo, Nikola Mirotic vuelve a disfrutar. Y el aficionado neutral también lo hace con su baloncesto.