No fue suficiente. Dario Brizuela y el Movistar Estudiantes no pudieron superar al Valencia Basket (79-83) y terminaran la jornada 13 en descenso. Y eso que el escolta vasco firmó uno de sus mejores partidos en la Liga Endesa.

Brizuela, que ya en la primera parte había firmado buenos números, tuvo que jugar la segunda parte completa por la lesión de su compañero Gentile y terminó firmando 31 puntos, 5 asistencias y 30 de valoración. Son los topes de la “mamba vasca” tanto en puntos (antes 25) como en asistencias.

Dario llegó algo cansado a la recta final del encuentro y eso se notó en sus porcentajes que terminaron siendo de 10/22 en tiros con un inmaculado 8/8 en tiros libres. En la segunda parte también dejó una de las canastas de la jornada en un crossover en el que dejó atrás a dos defensores y terminó sacando el 2+1.

En los valencianos hasta 6 jugadores anotaron 10 o más puntos y Sam Van Rossom, con dos triples en los últimos minutos, terminó siendo decisivo para la victoria taronja.

ACB Photo / E. Candel