28 de marzo de 1987 sigue siendo una fecha histórica para la Liga Endesa.

Ese día se disputó un Estudiantes Caja Postal – Real Madrid que sigue poseyendo uno de los récords más difíciles de batir en el baloncesto actual. Se trata del récord de más tiempo en pista por parte de un jugador en un partido: 55 minutos.

Lo más curioso del caso es que es un récord que no solo batió un jugador. El derbi entre ambos equipos se terminó decidiendo por un increíble 121-115 tras tres prórrogas y hasta cuatro jugadores jugaron todos los minutos de aquel partido. Fueron David Lee Russell (43 puntos), John Pinone (36 puntos y 15 rebotes) y Pedro Rodríguez (15 puntos y 13 rebotes) por parte del estudiantes, y José Biriukov (35 puntos) por parte del Real Madrid.

Podéis ver el resumen de este encuentro por cortesía del Movistar Estudiantes: