El Real Madrid se ha clasificado para la final de la Supercopa Endesa al imponerse al Montakit Fuenlabrada por 116-61, un abultado marcador que supone un récord en esta competición, ya que nunca había habido una diferencia tan amplia desde su creación en la 84/85.

En esa ocasión, el Real Madrid se impuso al CAI Zaragoza por 101-61. Hay otro precedente de una victoria por 39 puntos de diferencia, pero nunca se habían superado los 40 en esta competíción. En Vitoria 2013, el Real Madrid le endosó un 100-61 al Bilbao Basket.

No fue el único récord de esta competición que se ha batido en este partido. Los 116 puntos del Real Madrid son la máxima anotación de un equipo en la historia de la Supercopa, superando los 104 del Ron Negrita Joventut frente al Real Madrid en la 85-86.

El jugador más valorado del equipo blanco fue Walter Tavares con 27 de valoración. El pívot caboverdiano consiguió 7 tapones, igualando su tope histórico en nuestro país y superando también el récord de la Supercopa Endesa.

El equipo blanco llegó al descanso con una diferencia de 31 puntos (52-21) y amplió ese margen en la segunda mitad. Jaycee Carroll, con 18 puntos, fue el máximo anotador del Real Madrid. El equipo blanco anotó 19 triples, igualando su récord de canastas de 3 en un partido de Liga Endesa.

En la final, que se disputará este domingo a las 19 horas (se verá en Vamos), espera el Barcelona, que se impuso al Valencia Basket en la otra semifinal.