Señalado como el relevo de Juan Carlos Navarro en el FC Barcelona, Marc García es a sus 18 años una referencia para los jugadores de las categorías inferiores del conjunto azulgrana. Llegó procedente del Bàsquet Manresa después de deslumbrar en el Europeo sub-16 con España y desde entonces no ha parado de crecer, llegando a ser la temporada pasada el mejor jugador del filial culé que compitió en la división de plata del baloncesto español. Su buena temporada pasada en la Adecco Oro no pasó inadvertida para los equipos de la Liga Endesa que ahora tratan de convencer al Barça para que les cedan a su joven perla y siga formándose como jugador lejos de la ciudad Condal.

Se habló de que Marc García podría regresar a su casa, Manresa, en calidad de cedido, pero lo cierto es que de momento sólo ha habido interés por parte de los manresanos, nada más. Y ahora, según aseguran desde L’esportiu de Catalunya, hay interés desde Andalucía, donde el Baloncesto Sevilla quiere incluir en “la operación Satoransky” al joven escolta de 1′ 97 m.

Tomas Satoransky, a pesar de ser incluido en la lista de jugadores al derecho de tanteo, tiene casi los dos pies en la ciudad Condal, y conscientes de ello en el conjunto hispalense quieren aprovechar la marcha de su jugador franquicia para incorporar a García (que obviamente sólo llegaría en calidad de cedido para una temporada), donde le asegurarían disputar una cantidad de minutos más elevada que en Barcelona, donde de seguir sería el último exterior en la rotación de Xavi Pascual por detrás de Juan Carlos Navarro, Kostas Papanikolaou, Brad Oleson, Álex Abrines y Mario Hezonja. La operación que quiere el Baloncesto Sevilla y que firma ‘L’esportiu de Catalunya‘ para que Satoransky vista de ‘blaugrana’ la próxima temporada es la siguiente: 180.000 euros por Satoransky más la cesión de Marc García.

Hasta el momento KIA en Zona puede asegurar que Marc García no tiene intención de moverse a ningún equipo hasta hablar y ser conocedor del rol que tendría, y es que los dos equipos que parecen estar interesados en hacerse con sus servicios no tienen a día de hoy un entrenador para el próximo curso, y se entiende desde el entorno del jugador que antes de marchar a un equipo deberían conocer quién sería el entrenador y cómo quiere configurar la plantilla.