Nico Richotti vuela para colgarse del aro con fiereza y encaramarse a lo más alto de un Top7 KIA en el que también hay sitio para los saltos de Satoransky y Lucic o el triplazo inverosímil sobre la bocina de Van Lacke