Nacido en Getafe, Sebastián Bacale-Mbansogo inició su carrera particular como deportista practicando atletismo cerca de casa. Más tarde decidió probar otro deporte y lo intentó con el fútbol, llegando incluso a hacer unas pruebas para ingresar en la cantera del Getafe FC pero no le escogieron y eso le animó para probar fortuna en el baloncesto.

La pelota naranja empezó a ser su mayor vicio y a los pocos meses de empezar a jugar ya despuntaba con el Getafe Beta, lo que animó al Baloncesto Fuenlabrada a apostar por él para que en apenas un trimestre dejara el equipo de su ciudad para entrar en una cantera ACB que empezaba a hacer visible en la élite el trabajo de formación durante tantos y tantos años.

En los últimos años ha habido varios jugadores formados en la cantera del equipo del sur de Madrid que han conseguido debutar en la Liga Endesa (Adrián Laso o Álvaro Muñoz) e incluso ha habido varios que se han asentado en la máxima categoría del baloncesto español (Javi Vega), lo que refleja el buen trabajo que se hace con los jóvenes en el club. El pasado domingo 2 de noviembre estuvimos cerca de presenciar el debut de otro jugador español y del Baloncesto Fuenlabrada, la lesión del catalán Dani Pérez animó a Luis Casimiro a echar mano de la cantera y el joven base Sebastian Bacale-Mbansogo (19 años y 1.83 metros) viajó a la capital de España junto al primer equipo para medirse al Tuenti Móvil Estudiantes.

Basty

Fue una noticia que pilló por sorpresa al director de juego getafense, pues no entrena habitualmente con el primer equipo. «No me lo creía cuando me dijeron que estaba convocado para viajar a Madrid con el primer equipo», nos confiesa un sonriente y feliz Sebastián Bacale-Mbansogo.

No ha sido fácil para Sebastián llegar hasta aquí, y es que una grave lesión de tobillo lo complicó todo en su último año junior. Había acabado de debutar en la Adecco Plata con el Óbila y al día siguiente con el junior, en un partido de la liga madrileña. «Lo llevé bastante bien», asegura Sebastián. «Nunca me había roto nada y que nada más lesionarte te digan que te van a operar pues fue bastante chocante. Cuando me operaron solamente pensaba en volver a las pistas e incluso estaba convencido de que jugaría la parte final de la temporada pero no fue así».

Conscientes de la calidad que atesora y el mucho camino que todavía le quedaba y queda por recorrer el Baloncesto Fuenlabrada continuó contando con él para su primer año senior y ‘Basty’ pasaba a formar parte del ilusionante Fundación Baloncesto Fuenlabrada, filial del ‘Fuenla’ que compitió y de qué manera en la división de bronce del baloncesto español. Fue una temporada en la que Sebastián no disfrutó de demasiados minutos pero sí de muchos éxitos, pues el equipo consiguió el ascenso directo a la Adecco Oro y pudo jugar la final de la Copa Príncipe que se llevó el CB Prat. «La temporada se me hizo corta. Cuando mejor empezaba a sentirme sobre el parqué ganamos la liga pero aún así me fuí con las sensaciones muy positivas a nivel personal. Empezar en ligas senior con los compañeros que yo tuve, sobre todo con Jorge Sanz y Raúl Mena (bases del equipo), me hizo darme cuenta que estaba a años luz de donde yo pensaba y eso me puso en mi sitio. Supe aceptar mi rol en el equipo y aprender de ellos todo lo que podía en cada entrenamiento», recuerda ‘Basty’.

Sin Mesa ni Jorge Sanz en Getafe con él este año, Sebastián tiene un rol más protagonista este curso que el que tenía la temporada pasada y él lo tiene claro. «El único objetivo que me marco es poder mejorar, poder salir cada día del entrenamiento diciendo que soy un poco mejor jugador y no dejar de trabajar, de curtirme con el barro para que cuando llegue la oportunidad de poder jugar más arriba estar preparado», dice el jugador cuando es preguntado sobre sus objetivos personales de cara al presente y un futuro próximo.

Basty Estu

Respecto a la temporada pasada el equipo ha perdido jugadores importantes de la talla de Sergio Pérez, Jorge Sanz o Chema González pero con jóvenes como Sebastián Bacale-Mbansogo, Sergio Mendiola o el prometedor Víctor Moreno el principal objetivo del equipo dirigido por Armando Gómez no es repetir lo conseguido el anterior curso en la Adecco Plata, sino que es el de ir paso a paso e intentar ser mejores conforme pasen las jornadas. Eso es realmente lo único que quiere el Baloncesto Fuenlabrada con su afiliación al Club Baloncesto Getafe: que sus jóvenes jugadores puedan progresar en una liga tan competitiva como ésta.

‘Basty’, como es dicho Sebastián por sus amigos, tiene por su parte una temporada deliciosa en la que va a jugar entre 15 y 20 minutos que le servirán para -tras dos temporadas- asentarse en la categoría y ser desequilibrante en ella en un futuro próximo. No hay prisa y sí mucha esperanza con el base getafense desde el sur de Madrid, y es que paso a paso Bacale-Mbansogo ha ido superando todos los obstáculos que han aparecido en su camino, lo que le convierte en un jugador a seguir, que se levanta a pesar de las dificultades y que con su eterna sonrisa no se pone techo.

No debutó en la Liga Endesa pero podría hacerlo en cualquier momento, y es que Luis Casimiro tiene muy presente que hay un equipo en la Adecco Plata afiliado donde poder apoyarse siempre que haya inconvenientes en la plantilla en forma de lesiones.

Basty, del no del Getafe FC a presentarse a las puertas de la Liga Endesa.

Fotos: Alba Pacheco.