A finales del pasado mes de julio, Giannoulis Larentzakis (Maroussi, Grecia, 22 de septiembre de 1993) rompía su contrato con el AEK de Atenas. Tras un desencuentro con el club, consideraba que su ciclo en la capital griega había finalizado y, a los 25 años, buscó un nuevo paso en su carrera. Su nombre se vinculó inicialmente a equipos de Euroliga como Valencia Basket, pero terminó en Murcia a las órdenes de un Sito Alonso que ya le conocía tras enfrentarse a él con España en el Eurobasket u20 de 2013, donde Larentzakis  era el go-to-guy de un equipo en el que debutaba como griego un tal Giannis Antetokounmpo, con el que nuestro protagonista compartió incluso años de instituto en Atenas. Ahora, con apenas ocho jornadas de Liga Endesa disputadas, el alero de 1’96 es ya uno de los líderes espirituales de un UCAM que esta temporada aspira a volver a Europa y que sueña con la Copa del Rey. Kia en Zona ha hablado con él.

¿Qué tal va su adaptación?

Me siento muy bien. Murcia es estupenda para vivir para cualquiera pero especialmente para un deportista porque lo tiene todo y además, cerca. Puedo ir al Palacio de los Deportes a tirar cuando quiera o hacer trabajo extra porque está disponible, así que de momento muy bien.

¿Qué le parece Sito Alonso?

Le conozco de los años que ha estado en Euroliga y creo que es un gran entrenador. Todo el mundo lo dice y es por algo. Trabajar con él me va a hacer mejor porque entiende al jugador y sabe cómo decirte las cosas para mejorar. Es por eso que estoy muy contento de estar a sus órdenes y me gusta cuando en cada entrenamiento me dice cosas porque puedo sacar aspectos a mejorar.

Desde luego con él no se puede estar relajado.

No (risas). De ahí su alto nivel como entrenador, porque a estos niveles no te puedes relajar. Hay que estar siempre concentrado, siempre al 100% para dar lo mejor de ti.

La estructura del equipo resulta muy de este baloncesto moderno. Poca importancia de los pívots clásicos y muchos tiradores en la cancha.

Sí, las cosas son así ahora, esto ha cambiado. Ya no se llevan los pívots grandes. No hay muchos Tavares que puedan ser dominantes hoy día. El baloncesto de hoy es más de uno contra uno, de ir a un lado y otro a toda velocidad, de catch and shoot. Todo es mucho más rápido que los cinco jugadores clásicos que todos tenemos en mente. Creo que esto no lo volveremos a ver. Hoy no es muy aceptable jugar así.

Y a usted se le ve cómodo ahí.

Sí, me siento bien porque el entrenador y los compañeros me han permitido sentirme a gusto y entendía desde el primer momento lo que querían de mí en este equipo. Creo que ha sido así salvo en el partido ante Casademont Zaragoza, cuando hice un 0 de 10 (risas)… Pero bueno, nadie puede jugar a su 100% todos los días, no somos robots. Espero que también haya algún día un partido de 10 de 10.

¿Cómo es jugar con alguien tan particular como Askia Booker?

Reconozco que al principio es un poco complicado. No le conocía demasiado. Pero él es Askia Booker. No piensa demasiado y es un tirador de locura. Y las mete. Ese es su talento. Creo que si coges eso de su juego puedes conseguir cosas muy buenas. Nosotros le apoyamos y sabemos cómo juega. Y desde luego es alguien muy relevante para el equipo.

Askia Booker: historia de una metamorfosis, por José Manuel Puertas

¿A qué aspira este UCAM?

El UCAM que yo recuerdo es el de hace dos años jugando la ‘Final 4’ de la Champions League en Atenas. Yo estaba en el AEK entonces y nos enfrentamos. La meta desde luego es jugar los ‘playoffs’ y la Copa del Rey y creo que estamos preparados para hacerlo.

¿Cómo se ve la Liga Endesa desde Grecia?

Mire, la ACB y la liga griega a nivel competitivo diría que son parecidas. Pero aquí hay mejores jugadores, más atléticos, y un ritmo más alto. En Grecia todo es más táctico y el juego quizá más físico. En España es más de ida y vuelta, de transición y creo que esta es la gran diferencia. Para mí es una gran noticia estar en la Liga Endesa, todo el mundo quiere jugar en el máximo nivel y creo que con mucho trabajo hasta ahora lo he logrado.

¿Qué está pasando en Grecia? Pabellones medio vacíos, el conflicto de Olympiacos y Panathinaikos, ¿Hacia dónde va el baloncesto allí?

Está complicada la situación. El año pasado todo eso que pasó entre los dos grandes… Y el Olympiacos ahora fuera de la liga. Todo esto no es bueno para nuestro baloncesto, porque es un gran equipo, uno de esos que arrastra gente, a los que todo el mundo quiere ver. Como Panathinaikos o AEK. La gente va a verlos jugar porque les gusta y todo esto no es bueno. Confío en que todos juntos encontremos una solución porque lo necesita el baloncesto griego en general, no solo la liga.

¿Y es optimista o las posturas están muy encontradas? Todas esas amenazas incluso marcharse a la Liga Adriática.

Eso no puede funcionar. No podemos seguir avanzando en esa línea. Alguien debería dar algún paso atrás para ayudar a todo el baloncesto griego. Son nuestros equipos de Euroliga y hay que ayudar a que eso siga siendo así ¡Todo el mundo quiere ver un derbi entre Olympiacos y Panathinaikos! Creo y confío en que en el futuro habrá una buena solución para todos.

Este año rompió su contrato con el AEK. ¿A qué aspiraba cuando lo hizo?

En primer lugar, quería jugar la Euroliga, pero rompí el contrato un poquito tarde, cuando casi todos los equipos tenían la plantilla completa. Tuve algunos problemas con el AEK. Mi contrato con ellos acababa en junio de 2020 y me dijeron que si no firmaba la renovación me dejarían sin jugar. No me gustó eso. Y no encontramos una solución económica que me agradar, por lo que decidí salir. Si no podía jugar la Euroliga, al menos quería ir a la mejor liga posible.

¿Fue decepcionante no jugar la Euroliga?

No. No tengo eso en mi cabeza. La Liga Endesa es una liga excelente, y estoy muy contento de estar aquí porque es una competición que todo el mundo sigue. Voy a jugar al menos dos veces contra el Real Madrid y el Barça, y contra Valencia, Kirolbet Baskonia o Unicaja. Con equipos de Euroliga y Eurocup. Lo que espero es ayudar al UCAM a tener que disputar dos competiciones el año que viene.

¿Estuvo su fichaje por Valencia Basket tan cerca como se dijo?

Es cierto que tuvimos algunas conversaciones, eso es así. Pero como le dije antes, rompí el contrato con AEK quizá demasiado tarde. Creo que si hubiera estado libre en junio, justo tras acabar la liga griega, quizá yo ahora estaría en Valencia. Tampoco lo sé, pero las cosas pasan por algo. Toca seguir.

Este verano debutó con su selección en una Copa del Mundo, ¿Cómo fue la experiencia?

Ha sido mi estreno oficial y fue algo muy bueno. Me sentí fantásticamente, muy feliz por jugar un torneo así con mi selección. No hay mayor honor que jugar un mundial con tu país. El nivel ha sido muy alto, creo que he aprendido mucho.

¿Por qué Grecia no peleó por las medallas?

Creo que nos faltó algo de suerte. Perdimos con Brasil y luego la República Checa ganó por 20 a Brasil. Contra Brasil no jugamos bien, llegamos a ir 15 arriba y al descanso aún ganábamos por diez. Pero en ese momento nos fuimos del partido. Fue una pena.

¿Echaron en falta más tiradores para aprovechar a Giannis Antetokounmpo?

A ver, es cierto que no teníamos tiradores clásicos. Pero es que probablemente no los haya en Grecia, exceptuando a Vasileiadis. Quizá es el único tirador puro, clásico, que hay en nuestro baloncesto. No tenemos este tipo de jugadores, y tampoco los teníamos cuando ganábamos medallas hace unos años. Yo lo que creo es que el tiro es ante todo mentalidad y que luego a través del sistema puedes encontrar buenas opciones para buenos tiros. Hubo días en que metimos tiros y días que no.

¿Cómo es jugar con Antetokounmpo, especialmente en reglas FIBA?

Para él es muy difícil jugar de esta forma, porque todo el mundo le está esperando. Es como jugar uno contra cinco, con todos cerrados esperándole atrás. No tiene espacios para atacar, para penetrar hacia el aro. Y se siente un poco incómodo. Pero desde luego es uno de los mejores del mundo, aunque le cueste aquí.

Ya sabe que hay una postura de opinión que dice que Grecia en China era mejor sin él que con él, ¿Qué opina usted?

Mire, aquí todo el mundo tiene una opinión, todo el mundo sabe de baloncesto. Pero si les ponemos a resolver una situación así, seguramente no sabrían qué hacer. Es fácil hablar. Pero, ¿Qué podemos decir de Giannis? Él lo demuestra todo en la cancha.

Ahora les toca un verano muy largo el próximo año, con Preolímpico.

Sí, tenemos que ir a ese Preolímpico que va a ser además muy pronto. Pero espero que la mayor parte del equipo acepte estar en él porque es muy importante para nosotros estar en Tokio como país y para nuestro baloncesto en general.

Recientemente Rick Pitino ha sido nombrado seleccionador griego, ¿Qué le parece?

Qué le voy a decir. Estamos hablando de una leyenda del baloncesto. Estoy seguro de que nos va a ayudar mucho a conseguir nuestros próximos objetivos.

¿Cree que estará Giannis Antetokounmpo en el preolímpico?

Eso espero, pero es muy pronto para hablar de eso todavía. ¿Qué pasaría si llega a la final de la NBA? Es difícil hablar todavía, aunque la gente quiera tener la respuesta ya. Cuando fracasas, todo el mundo quiere respuestas. Pero a veces no puede ser.

Foto: ACB Photo / J. Bernal