Nació en Vigo el 15 de diciembre de 1995 y se formó en las categorías inferiores del Club Joventut de Badalona. Hijo de ex-jugador y hermano pequeño de Tamara Abalde, jugadora del Perfumerías Avenida de la Liga Femenina. Hablamos de Alberto Abalde, uno de los mayores talentos jóvenes del baloncesto español y -a su vez- uno de los nombres propios de la liga Adecco Oro en la presente temporada con ‘su’ Club Bàsquet Prat-Joventut.

La 2014-15 iba a ser una temporada dura y extraña para Alberto, pues tendría una papeleta importante con el Club Bàsquet Prat-Joventut de Agustí Julbe y ascendería constantemente aunque sin contar con demasiado protagonismo al FIATC Mutua Joventut de la Liga Endesa. El curso ha empezado y Abalde, por el momento, está cómodo, alternando a la perfección ambos roles y creciendo de forma reseñable, lo que invita a frotarse las manos por tierras catalanas. Este pasado fin de semana, por ejemplo, viajó junto al resto de la primera plantilla hacia Barcelona para conquistar el Palau Blaugrana (no jugó) y horas después se desplazó hacía el Joan Busquets (El Prat) para exhibirse en la división de plata del baloncesto español y ante uno de los rivales más complicados en la categoría, el Palencia Basket.

Jugó 31:01 minutos y estuvo inmenso en el apartado ofensivo, siendo una pesadilla constante para los exteriores palentinos, incapaces de frenar a un jugador que cuando tiene el día parece ser imparable. Ese día realmente lo era. 28 puntos (11/18 en tiros de campo), 3 rebotes, 3 faltas recibidas y 21 de valoración. Partido (casi) perfecto en lo individual que de poco sirvió si tenemos en cuenta que fue el Palencia Basket quien merecidamente consiguió una victoria que les permite seguir en los puestos punteros de la clasificación.

Abalde

Crecer, crecer y crecer. Es es el objetivo que tiene el FIATC Mutua Joventut con su joven perla y de momento es para estar contentos con el rendimiento de Alberto, importante desde el primer día con el primer equipo. Fue el pasado 2 de marzo cuando el Club Baloncesto Valladolid visitó el Olímpic de Badalona y aprovechando las ausencias Salva Maldonado hizo debutar a Abalde, quien dejó destellos de la calidad que atesora ante los vallisoletanos y pudo convertir sus primeros y hasta la fecha únicos puntos en la máxima categoría del baloncesto español (sumó 5 puntos y 2 rebotes).

Pero, ¿de dónde sale Alberto Abalde Díaz? Nació, se crío y disfrutó de sus primeros pasos baloncentísticos en la fría ciudad gallega de Vigo, donde reside su familia. El escolta gallego de 2.00 metros de altura empezó jugando al baloncesto en el Colegio Compañía de María y a los pocos años se fue al Maristas de Vigo, donde tuvo a su padre como entrenador. “Fui bastante duro con él. Fui exigente porque, si no, las cosas no funcionan. Las horas extras las hacíamos en una finca de Vigo donde hay una pistilla. Trabajamos los fundamentos y siempre quise que tuviese una buena base, que es el kit de la cuestión, desde muy pequeño”, recordaba su padre en unas declaraciones a la revista GIGANTES del Basket.

Desde Maristas se marchó de casa para con 15 años ingresar en las categorías inferiores del Club Joventut de Badalona, “fue un total acierto porque son el mejor club en cantera de España”, sentencia su padre.

Penya Nijt

Bicampeón de España, campeón del NIJT de Hospitalet, campeón del NIJT de la Euroliga, Campeón de la Copa Príncipe Adecco Plata 2013-14 y ascenso a la Adecco Oro con el Club Bàsquet Prat-Joventut. Alberto Abalde se ha acostumbrado al éxito y ha sido pieza clave e importante en los últimos logros cosechados por la ‘Penya’ y que han convertido a su generación, la de 1995, en la probablemente más potente que jamás hayan tenido en su cantera. Los éxitos también han llegado vestido de rojo, y es que si durante el curso crece de verdinegro por Badalona en verano disfruta y es importante con las categorías inferiores de la selección española. A sus 18 años ya puede presumir de tener una medalla de bronce (europeo sub-18) y una de plata (europeo sub-20).

Ahora se hace mayor, es determinante en la Adecco Oro y está llamado a serlo en un futuro próximo en la máxima categoría del baloncesto nacional, la Liga Endesa. Un jugador único, letal desde más allá de la línea de 6’75, con un físico idóneo y técnicamente un lujo. Capaz de lo mejor y con todas las condiciones para ser en unos años el escolta no sólo de la ‘Penya’ sino también, por qué no, de la selección absoluta, aunque bien es cierto que por el momento aquello todavía son palabras mayores. Esta temporada es clave para su crecimiento deportivo y está en el momento y lugar adecuado. La ‘Penya’, que tuvo una mini-crisis con la marcha de la ‘triple-R’, vuelve a vivir una época buena y que devuelve la ilusión a su afición, esperanzada con los jóvenes talentos que pelean semana sí y semana también en el Joan Busquets.

“Me considero un jugador con carácter que siempre quiere ganar y creo que el juego ofensivo es una de mis mejores virtudes en la cancha. Tengo claro que tengo muchísimos aspectos a mejorar, pero creo que una cosa que marca la diferencia para llegar arriba es el aspecto defensivo, que es muy importante y tengo que mejorar a nivel físico”, palabra de Abalde, el futuro más prometedor del FIATC Mutua Joventut de Badalona.

1 Comentario

Comments are closed.