El Monbus Obradoiro visitaba Miribilla con el agua al cuello. Tras ser una de las revelaciones del arranque de temporada con 7 victorias en 9 partidos el equipo de Moncho Fernández se había desintegrado en los siguientes compromisos, encadenando 7 derrotas consecutivas antes de visitar al RetaBET Bilbao Basket. Y el partido no empezaría bien para sus intereses. La baja de Gladness no afectaba a los bilbaínos que se marchaban por delante al descanso (41-34). La aportación de Matt Thomas y Spires no era suficiente. Los 0 puntos de Pustovyi pesaban demasiado.

Así que el ucraniano se iba a implicar más en ataque en la segunda parte. De los 4 primeros tiros del Obradoiro en la segunda mitad 3 fueron de Pustovyi. Todos fallados. Y todavía tendría tiempo de fallar uno más antes de llegar el ecuador del cuarto. Pustovyi acumulaba 0/5 en tiros de campo y 0 puntos a menos de 5 minutos del final del tercer cuarto con Bilbao mandando 45-39. Todo iba a cambiar a partir de ahí.

En los 4:30 restantes del tercer cuarto Pustovyi anotaría 10 puntos sin fallo en el lanzamiento y lideraría la remontada del Obradoiro que entraría en el último periodo con una renta de 7 puntos (49-56). Un parcial de 4-17 que serían los cimientos de la victoria gallega. En el cuarto decisivo de nuevo el pívot ucraniano sería el referente ofensivo anotando 9 puntos para cerrar una actuación estelar con victoria para el Monbus Obradoiro (74-84). Tras sus 5 primeros fallos, Pustovyi había firmado una impecable carta de tiro con 8/8 en tiros de campo y 3/3 en tiros libres para terminar el choque con 19 puntos, 9 rebotes, 4 tapones, 7 faltas recibidas y 30 de valoración, superando sus topes tanto en puntos como en valoración en la Liga Endesa.

ACB Photo/A. Arrizabalaga