Hasta que el triple final de Jaycee Carroll desató la locura en el Wizink Center, Thomas Heurtel había sido el protagonista del 2º encuentro de la final. Y es que el base francés, con 30 puntos en 21 minutos, parecía liderar a su equipo a un 1-1 que dejase todo por decidir en el Palau. No fue así.

Heurtel, que en los Madrid – Barça de esta temporada ya estaba promediando 16 puntos por partido, subió sus baremos hasta un nivel que no se había visto esta temporada. Ningún jugador de toda la Liga Endesa había conseguido alcanzar la treintena de puntos frente al Madrid… hasta ayer. 11/18 en tiros y 7/8 en tiros libres que no fueron suficientes para igualar la final.

El otro gran protagonista fue el ya mencionado Jaycee Carroll. El escolta del Madrid no anotaba tantos puntos en ACB desde el 4 de noviembre cuando anotó 32 frente al MoraBanc Andorra. Su triple final fue decisivo pero sin sus 25 puntos y 5 triples no habría llegado a ese momento.

ACB Photo / E. Cobos