La carrera de Mario Hezonja siempre ha parecido estar un peldaño por debajo de las expectativas. En la Liga Endesa no terminó de dar su mejor versión en el Barcelona y en la NBA, al menos por el momento, tampoco ha terminado de encontrar su sitio. Esta temporada en los Knicks han bajado sus números con respecto a Orlando y está promediando 7.5 puntos y 3.5 rebotes. Unas expectativas que ya desde bien joven creaba cada vez que le veían jugar.

Hezonja habla de Doncic, el Barça, la NBA…

Eso fue lo que le ocurrió a Jordi Ardèvol en una historia que cuentan en Vice Sports. El scout y director deportivo de basket formativo del Barça hasta 2015 fue responsable directo de la llegada de Hezonja al Barça. Jordi ya había realizado diferentes informes sobre el crack croata recomendando su fichaje hasta que en el último se limitó a escribir 12 letras. Solo 2 palabras:

Puta estrella“.

El “informe” lo realizó tras ver a Hezonja en acción en la final del Europeo de 2011 sub16 ante la República Checa. Hezonja lideró a su selección a la medalla de oro anotando 20 puntos por encuentro. Estas son algunas de sus acciones durante la final.

Así se explicaba Jordi acerca de su informe y de cómo se llevaron las negociaciones para su fichaje:

Antes había escrito informes muy largos y completos, pero pensé que no hacía falta perder más tiempo analizando sus cualidades. Hezonja tiene un talento y un físico que no son comunes de ver. Cuando empezamos a interesarnos por él teníamos pocas esperanzas, pero descubrimos que era seguidor del Barça y que tenía un gran conocimiento de la ciudad y del país. Le entramos por ahí y descubrimos que su ilusión era jugar en Barcelona. Suena ficticio, porque todas las promesas sueñan con la NBA, pero fue así.