La carrera de un clásico como J.J. Barea en Estados Unidos podría haber llegado a su fin. El base boricua ha reconocido en El Nuevo Día que en Dallas ya no cuentan con él como jugador, y que la oferta que ha recibido sería como entrenador de desarrollo. Sin embargo, él quiere seguir jugando, y anuncia que buscará otras opciones… entre ellas España.

“Por ahora quiero jugar en Estados Unidos. No he pensado mucho en otras opciones. Las van a haber (las opciones), pero para mí estoy acostumbrado a esta vida”, aseguró Barea.España siempre es una opción. Fue mi plan B antes de llegar a la NBA. Eso fue hace muchos años».

Su agente, Christian Santaella, confirmaba también a El Nuevo Día que son ya tres clubes de ACB los que se han puesto en contacto con él en las últimas dos semanas mostrando interés por la situación de Barea, aunque es posible que el base decida descansar unas semanas y decidir su futuro en noviembre o diciembre.

Barea podría ser un refuerzo de última hora interesante para algunos equipos europeos y españoles. ¿Qué podría aportar?

Lo primero que debemos saber es que Barea tiene ya 36 años, y esta temporada ha sido su primera después de recuperarse de una complicada rotura del tendón de aquiles, una lesión que le llegó en enero de 2019, cuando pasaba por una excelente segunda juventud.

Sus minutos esta pasada temporada en Dallas han sido muy limitados. Rick Carlisle prefirió dar prioridad a jugadores más jóvenes y que puedan aportar más en el futuro a medio plazo, como Jalen Brunson, Delon Wright o Trey Burke, y Barea quedó en un segundo plano, en un rol de mentor para todos ellos y para Luka Doncic.

Aun así, en los pocos minutos de los que dispuso no lo hizo del todo mal para acabar de regresar de una lesión tan importante. Barea promedió 7.7 puntos y 3.9 asistencias en 15.5 minutos por partido, habiendo disputado un total de 29 encuentros. Su punto fuerte continúa siendo el ataque del pick and roll, creando canastas tanto para sí mismo como para otros, y su evolución en el triple en los últimos años también es destacable, llegando a un 37.6% de acierto esta última temporada. Su punto débil sigue y seguirá siendo la defensa.

También cabe destacar que ya no hay muchos equipos españoles con huecos claros en sus plantillas, teniendo todos más o menos sus proyectos cerrados de cara a esta nueva temporada. Pero si un veterano como J.J. Barea está disponible, es posible que algún conjunto necesitado de bases pueda ver en él una oportunidad de reforzarse con un buen base para un rol secundario y un gran veterano curtido en mil batallas para el vestuario.

Te puede interesar

Su nombre es Kyllian Michee, tiene 13 años, mide 1.81 y es nuevo jugador de la cantera del Real Madrid. El joven francés será uno de los nuevos talentos que se incorporarán de cara a la próxima temporada al conjunto blanco para continuar con su formación.

La nueva perla francesa de la cantera del Real Madrid. Así juega Kyllian Michee (Vídeo)