Luca Vildoza fue uno de los grandes protagonistas del último partido de la temporada en la Liga Endesa. A su MVP, el argentino añadió la canasta que dio la victoria al Baskonia y sobre la que está hablando mucho en los últimos días.

El jugador argentino ha atendido a diversos medios argentinos estos días (Carlos Altamiro o 3×3 Radio) y ha confesado que la jugada no solo no estaba prevista para él, sino que el jugador ni siquiera sabía que jugaba debía ejecutarse:

«En mi vida había hecho una puerta atrás. Sinceramente no había escuchado la jugada. Yo sabía que había un mano a mano en algún momento de la jugada pero no sabía ni con quién ni dónde. Entonces, cuando vi que Toko se la pasa a Polonara, nuestras opciones se habían terminado. Ya solo quedaba o triple o el milagro de la puerta atrás. Se me prendió la lamparita y corté gritando hasta que entró el pase. No me lo podía creer.

«Dusko me sacó y con razón: yo en defensa hubiese hecho cualquier cosa. Yo ya andaba pensando en cómo lo iba a festejar. En el momento que erraron el triple no me lo podía creer, no lograba entender cómo había terminado el partido con esa canasta y cómo era posible que a pesar de todo lo que habríamos sufrido durante la temporada éramos campeones de la Liga Endesa«.

Otro detalle importante sobre esa última jugada del Baskonia tuvo que ver con la no inclusión finalmente de Janning. Polonara ocupó su lugar y terminó dando la asistencia a Vildoza a pesar de que la jugada de Ivanovic podría haber incluido al tirador. El motivo reglamentario lo explica José Manuel Puertas.

ACB Photo