El deporte en general y el baloncesto en particular a veces escribe guiones muy crueles en torno a sus protagonistas. Finales apretados, remontadas que quedan en nada, lesiones en los momentos claves… básicamente lo que le viene pasando al Cafés Candelas Breogán en los últimos tiempos.

Tanto en la jornada 30 (vs Valencia Basket) como en la jornada 31 (vs Iberostar Tenerife) el equipo de Lugo cayó por solo un punto en dos desenlaces bien distintos. En Valencia tras una remontada de 17 puntos en el último cuarto que terminaría con dos tiros ganadores que no entrarían. Ante el Iberostar un final mucho más cruel. McCallum daría la ventaja a su equipo a 10 segundos del final pero Richotti, con un triple, mandaría la victoria a Tenerife. Y pondría al Breogán contra las cuerdas.

Después de estas dos derrotas el Cafés Candelas Breogán llegaba a la jornada 32 con la opción, si perdía, de poder terminar la semana como equipo de LEB Oro. Los gallegos no pudieron con el Herbalife Gran Canaria (77-92) pero no se produjeron el resto de resultados. Ahora se han quedado sin margen de error y no dependen de sí mismos. Si no ganan los dos partidos descenderán y una victoria de Delteco GBC también les condena. Y lo tendrán que hacer todo sin su refuerzo de lujo para la lucha por la permanencia.

Según ha anunciado el propio club Ray McCallum no jugará más esta temporada con el Cafés Candelas Breogán. El base que ha promediado 15.5 puntos en los 8 encuentros que ha disputado con el equipo ya jugó mermado frente al Herbalife Gran Canaria y terminó rompiéndose durante el encuentro. Un mazazo para el club gallego que pierde a su otro gran referente ofensivo junto a Volodimir Gerun para buscar la salvación.

Aunque no es el único problema al que se han enfrentado los lucenses. En el partido frente al Herbalife Gran Canaria Tito Díaz no pudo contar con Alec Brown que era duda pero el Breogán había dado de baja la ficha de Ochefu en vez de la de Brown. ¿Por qué hicieron algo así? Lo explicó el entrenador en la rueda de prensa:

Brown no jugó ni un minuto, sí. Por la mañana dice que está el 80% y luego por la tarde dice que se está muriendo del tobillo. Habíamos preparado el partido con su participación, dejamos a la gente fuera (Ochefu)… No sé qué tiene en la cabeza“.