El Valencia Basket tiene bastante encarrilada la plantilla de la próxima temporada. A las salidas de Maurice Ndour, Jordan Loyd y Brock Motum les han suplido otros jugadores de bastante renombre como Klemen Prepelic, Derrick Williams o Martin Hermannsson. Sin embargo, y a pesar de la llegada de este último jugador para la dirección, el tema de los bases sigue siendo uno de los temas candentes en el club taronja.

Los valencianos tienen actualmente con contrato a Guillem Vives y Quino Colom, mientras que Sam Van Rossom terminaba este año su relación contractual. A esto hay que sumar la incorporación de Hermannsson, lo que podría llevar al Valencia Basket a tener hasta cuatro bases. Jaume Ponsarnau pasó por los micrófonos de À Punt el pasado miércoles y dejó bastante clara su intención sobre la dirección de juego y la situación en la que quedaría alguno de estos jugadores.

«Claramente es la posición que más necesitamos mejorar con respecto a la pasada temporada, la de base. Y esto se puede solucionar incorporando algún jugador (Hermannsson) y no renunciando al mejor base que hemos tenido cuando ha podido jugar que es Sam Van Rossom«.

La renovación de Van Rossom por una temporada más ya es oficial como solicitaba Ponsarnau y ahora queda por resolver la situación de Quino Colom. Estas eran las palabras del entrenador al respecto.

«Lo que está claro es que Quino Colom tiene contrato y este es un club que respeta los contratos, siempre hemos respetado los contratos. A ver si se llega a un acuerdo y de lo contrario, Quino formará parte de una plantilla donde probablemente tendrá 3 bases por delante«.

ACB Photo