Nenad Dimitrijevic ha sido uno de los jóvenes más destacados en la temporada de la Liga Endesa. El base macedonio de 22 años se ha convertido en una de las piezas clave del Joventut y con una importancia creciente cuando se produjo la baja de Zisis. En Badalona esperaban un paso adelante por su parte y Dimitrijevic respondió.

Su temporada en general ha seguido una buena progresión en el tercer año que disputa todo el año con el equipo de Liga Endesa. Con solo 6 minutos más de juego ha sido capaz de casi duplicar su media anotadora y de repartir una asistencia y media más por partido.

Su crecimiento también se aprecia en otras materias. Ha mejorado desde un 43% en tiros de campo hasta superar el 50% y en el tiro exterior ha alcanzado el 32% (un 6% más que el año pasado) a pesar de realizar más lanzamientos desde el 6.75.

La temporada del base alcanzó su punto más alto en productividad durante el TOP 16 de la Eurocup. En el promedió 13.6 puntos sin bajar de 10 puntos en ningún partido con 4.6 asistencias y 13.2 de valoración. Todo ello con un 71% en tiros de 2 puntos y una media de apenas 20 minutos de juego. Días después de finalizar el top 16 se suspenderían las competiciones en el, posiblemente, mejor momento de la temporada para Dimitrijevic.

En la Liga Endesa su mejor partido lo firmó ante el San Pablo Burgos con 17 puntos, 10 asistencias y 25 de valoración. Superó la decena de puntos en 6 partidos y repartió 3 o más asistencias en más de la mitad de los encuentros. Con la salida de Zisis subió su media de asistencias hasta las 5.5 aunque solo pudo jugar 4 encuentros desde la salida del griego entre el parón de la Copa del Rey y algunas molestias físicas.

Lo mejor de su temporada… hasta la fecha.