Fue un partido sin mucha historia. El Barcelona Lassa se impuso al Movistar Estudiantes por 89-67 en un buen encuentro de Satoransky y Tomic.

Pero, además de eso, Álex Abrines nos dejó una de esas jugadas en las que hay que detenerse. Muchos no se fijan pero son detalles técnicos y de calidad que sirven para mostrar a mayores y pequeños.

El protagonista es el alero balear. Le defiende Nacho Martin y tiene dos opciones. Se la juega y le sale esto: