13.7 puntos, 3 asistencias y un 40% en triples ha sido la carta de presentación de Josh Adams en la Liga Endesa. Alternando las posiciones de base y escolta dada sus grandes condiciones para anotar, Adams está siendo el máximo anotador del Unicaja en esta temporada.

Después de brillar en la universidad (24 puntos en su año senior con Wyoming), su estreno como profesional iba a producirse en Rusia pero un accidente lo retrasaría todo.

«Estaba muy oscuro. Eran sobre las una y media de la madrugada, estaba cansado y me quedé dormido al volante. El coche se salió de la carretera y desperté justo a tiempo para ver el accidente«.

Tardó meses en volver a las pistas tras una dura recuperación. Su familia tuvo que recurrir a una campaña de crowdfunding para poder hacer frente a todos los gastos hospitalarios y, a su regreso, lo hizo con una cicatriz en la frente que le recordará para siempre lo sucedido.

«Durante la recuperación solo temía no poder volver a jugar al baloncesto«.

Ahora es uno de los líderes del Unicaja de Málaga. Esta es su historia:

ACB Photo – M.Pozo