Nikola Radicevic, base del Baloncesto Sevilla, ha anotado una de las canastas más increíbles y difíciles en la presente edición de la Liga Endesa. Desde 18 metros y sobre la bocina se inventa un triplazo que hizo sonreír al mismísimo Audie Norris, sorprendido por lo sucedido.

Dale al play y alucina, el canastón no tiene desperdicio…