La temporada del Kirolbet Baskonia ha estado llena de obstáculos. Primero con un cambio de entrenador a mediados de noviembre para corregir la marcha en la Euroliga y luego con una plaga de lesiones que les ha dejado sin jugadores tan importantes como Jayson Granger o Tornike Shengelia. El hecho de que ambos ocupasen plaza de nacionales dificultó las opciones de que el Baskonia pudiese moverse en el mercado y obligó al resto de jugadores a dar un paso adelante. Vildoza lo dio en la dirección y Johannes Voigtmann en el apartado interior.

No estaba siendo un año sencillo para el 4 alemán. Ya en la temporada 17/18 no consiguió igualar los registros de su primer año en la Liga Endesa (pasó de 8.5 puntos y 6.3 rebotes a 7.8 y 4.7) pero su temporada 18/19 estaba registrando sus baremos más bajos. En Liga Endesa apenas alcanzaba los 5.8 puntos y 9.3 de valoración, solo manteniendo el nivel en el rebote con 5.1. En Euroliga se quedaba en 4.4 puntos, 3.8 rebotes y 7 de valoración.

¿Qué hizo cambiar su temporada? Una desgraciada lesión. Tornike Shengelia se lesionaba en el último partido de 2018 frente al Real Madrid y lo que en principio parecían un par de semanas se iban a convertir en varios meses. En ese mismo encuentro Voigtmann tocaría fondo quedándose sin anotar (y con un solo tiro de campo intentado) en 27 minutos de juego en los que solo sumo 3 rebotes y 1 asistencia.

Desde que arrancó 2019 Voigtmann ha sido otro jugador. En Liga Endesa ha duplicado sus números en asistencias (de 1.5 a 3.3) y valoración (de 9.3 a 19.5), además de casi triplicar el de anotación (de 5.8 a 14.4). El tener que asumir más tiros no le ha hecho bajar su porcentaje ya que acumula un 77% en tiros de 2 en los partidos sin Shengelia y en los últimos tres alcanza el 17 de 19 desde dentro del 6.75. Su regularidad en la Liga Endesa también le ha hecho no bajar de 11 de valoración desde que comenzó el 2019.

Esto en cuanto a la Liga Endesa. En la Euroliga sus números también han crecido y si bien no alcanzan los de la ACB siguen siendo excelentes. Pasó de 4.4 puntos y 7 de valoración a 10.7 y 17.6, además de subir su media reboteadora a los 7.3 capturas por encuentro (en ACB “solo” subió de 5.1 a 5.6). Partidos como el que disputó ante el Khimki en el que se quedó a solo un rebote y una asistencia del triple-doble (16 puntos, 9 rebotes y 9 asistencias) también son una buena muestra de la tremenda mejora experimentada por Voigtmann.

¿Durará la racha cuando vuelva Shengelia? El Baskonia sin el georgiano ha cosechado un récord de 14-7 en 2019 perdiendo en ACB solo ante Madrid y Barça y cayendo en la Copa del Rey frente a la Penya en la exhibición de Laprovittola. En la Euroliga el balance ha sido de 7-4 lo que les ha terminado de aupar al 6º puesto de la clasificación.

ACB con Shengelia: 5.8 puntos, 5.1 rebotes, 1.5 asistencias y 9.3 de valoración
ACB sin Shengelia: 14.4 puntos, 5.6 rebotes, 3.3 asistencias y 19.5 de valoración

Euroliga con Shengelia: 4.4 puntos, 3.8 rebotes, 1.5 asistencias y 7 de valoración
Euroliga sin Shengelia: 10.7 puntos, 7.3 rebotes, 3 asistencias y 17.6 de valoración