A punto estuvo el FIATC Joventut de dar la gran sorpresa de la tercera jornada de la Liga Endesa. No sólo plantó cara al Real Madrid en su feudo sino que tuvo a los de Laso contra las cuerdas. 67-76 a seis minutos del final, ante unos locales imprecisos, por momentos incluso agobiados. Sin embargo en el momento crítico los blancos tiraron de talento de perímetro, con un KC Rivers imperial (cinco triples en el último cuarto), y se llevaron un duelo agónico, que resolvió Felipe Reyes con una canasta a 3.2 segundos del final (90-88 final, consulta la estadística)

La ‘Penya’ dispuso de dos oportunidades para llevar el partido a la prórroga pero ninguna de ella entró, dejando sin culminar una actuación soberbia, con Tariq Kirksay (15 puntos y 8 asistencias, para 19 de valoración) y Sitapha Savane (13 puntos y 5 rebotes, para 16 de valoración) como líderes de un colectivo que miró a la cara en todo momento al vigente subcampeón europeo.

Kirksay estuvo sensacional y llegó a protagonizar acciones como ésta, pura fantasía…

Gustavo Ayón, con 18 puntos, fue el máximo anotador de un Real Madrid en el que Rivers resultó crucial en la remontada final, gracias a su intratable muñeca desde el perímetro, y en el que Felipe Reyes, que cumplía su partido 600 en la Liga Endesa, anotó la canasta ganadora.