La última perla de la ‘Penya’ en debutar en la Liga Endesa… quería jugar al fútbol. Conócele

octubre 19, 2015

¿Lo compartes?

La ‘Penya’ perdió en Valencia (76-69) pero no todo fueron malas noticias. Brandon Paul brilló, el equipo compitió de tú a tú frente a uno de los punteros de nuestro liga… y un nuevo canterano debutó en la máxima categoría del baloncesto español. José Ignacio Nogués, un jugador muy versátil de 2.04 metros y 20 años, ha sido el último jugador formado en las categorías inferiores de la ‘Penya’ en debutar en la Liga Endesa.

Fue uno de los nombres propios el pasado verano con la selección española sub-20 en el Europeo, causó muy buena impresión durante la pretemporada con el primer equipo del FIATC Mutua Joventut y cinco años después de llegar al conjunto ‘verd-i-negre’ llegó su turno: salió de titular en la ‘Fonteta’ y anotó 2 de los 3 triples que intentó. Fue uno de los grandes protagonistas durante el partido y el más sonriente tras la finalización. Por fin, tras dos años entrenando con el primer equipo ‘verd-i-negre’ y compitiendo con el CB Prat de la LEB Oro, Nogués debutó en la Liga Endesa.

Quién le ha visto y quién le ve: de futbolista, a ganarlo todo en las categorías inferiores de la ‘Penya’ y debutar en la Liga Endesa.

Empezó a jugar al baloncesto por sus padres, que están enamorados de este deporte

José comenzó a jugar tarde al baloncesto, y es que antes de botar la pelota y lanzar a canasta acostumbraba a darle con el pie e intentar meter goles. Jugaba a fútbol pero gracias a su entorno se cambió al baloncesto para seguir los pasos de sus padres (a pesar de que él quería jugar al fútbol) y aprovechando su altura no tardó en destacar como jugador del modesto Sese, colegio barcelonés. Empezó en el mundo de la canasta en categoría infantil y tres años después fichaba y ganaba su primer Campeonato de España con el cadete del Club Joventut de Badalona entrenado por Paco Redondo.

Paco Redondo (una vez más), el ahora ayudante de Pablo Laso en el Real Madrid, ha sido una de las claves del crecimiento deportivo del jugador nacido en la ciudad Condal. De hecho, muchísimo ha tenido que ver él en su debut el pasado fin de semana en la Liga Endesa. El experimentado técnico catalán de baloncesto de formación hizo del ala-pívot el jugador que es, convirtiéndole en uno de los mayores proyectos de la generación del 1995 a nivel nacional. Es un interior con cuerpo de alero o un alero que juega de ‘4’.

Tiene buena mano desde la larga distancia (como demostró en su debut ACB, anotando dos triples), es rápido e intenso en defensa pero sobre todo es un tipo muy sencillo dentro de la pista. Nogués no suele destacar por su aceptable técnica individual, ni por tener un físico privilegiado, es un jugador que practica un baloncesto fácil, comete pocos errores y además es descarado en los momentos finales y ajustados de partido, donde siempre aparece. Como demostró en su debut anotando dos triples consecutivos en un momento delicado para su equipo en el tercer período. Es de un perfil similar a Álex Suárez pero físicamente un escalón inferior al balear.

A sus 20 años, Nogués puede presumir de haber ganado dos campeonatos de España, el NIJT de Hospitalet, el de Londres, haber conseguido un ascenso a la LEB Oro con el CB Prat-Joventut y haber ganado la Copa LEB Plata a nivel de clubs y también de dos medallas de bronce (Europeo sub-16 y sub-18) y dos de plata (sub-20). Y, por supuesto, de haber debutado en la máxima categoría del baloncesto español con su Joventut.

Esta señalado como un jugador que puede formar parte perfectamente del futuro de la ‘Penya’, igual que los Xabi López-Arostegui, Sergi Costa, Alberto Abalde o Agustí Sans. Tiene 20 años, dijo no al fútbol a pesar de que le gustaba para seguir los pasos de su padre y difícilmente habría podido elegir una opción mejor. Y, junto a ellos, también tendrá la oportunidad de seguir creciendo a lo largo de esta temporada en el Club Bàsquet Prat-Joventut.

Su debut en la Liga Endesa ha hecho frotarse las manos a la afición verdinegra, que ya era consciente del innato talento de un Nogués que además demostró una madurez en la pista impropia de un recién debutante.