El Monbus Obradoiro está cambiando numerosas piezas de cara a la próxima temporada. Con la perenne presencia de Moncho Fernández en el banquillo, el conjunto de Santiago solo mantiene a 5 jugadores de su plantilla de la temporada pasada y pierde a varios de sus hombres más destacados. Saldrán del equipo rumbo a la Liga Endesa tanto Dejan Kravic (Burgos) como Vladimir Brodziansky (Joventut) y otros jugadores como Spires (Betis), David Navarro (Ourense) o Fletcher Magee también han dejado el equipo.

Sin embargo, el equipo gallego también nos ha acostumbrado a sus refuerzos de gran calidad con el paso de las temporadas y a sumar piezas para su equipo que a veces no aparecen en el radar de otros equipos de la Liga Endesa. Han incorporado a Rafa García desde el filial y a Álex Suárez desde el Iberostar Tenerife, pero haremos especial hincapié en los jugadores que llegan desde fuera de España.

Kartal Ozmizrak

Ozmizrak es un base turco de 24 años que llega procedente del Darussafaka, equipo al que llegó procedente del Buyuksehir y tras haber pasado por el Besiktas. En las últimas temporadas ha jugado tanto Eurocup como Euroliga con una media entre los 18 y 20 minutos, siendo un seguro en la dirección y mostrando una buena mano desde la larga distancia.

El año pasado sus porcentajes bajaron hasta el 34% desde la línea de 3 pero anotando un mayor número de triples por encuentro (1.55) que el pasado año (41%). También tuvo buenos números en las pérdidas con 0.56 balones perdidos por encuentro en la Eurocup en 19 minutos de juego.

Kassius Robertson

Con formación en la NCAA y experiencia en Italia, Alemania y Canadá (tierra natal), Robertson aterriza en el esquema de Moncho Fernández para ser uno de los tiradores. Capaz de anotar 9 triples en su etapa universitaria y de superar la barrera de los 7 en dos ocasiones con el Medi Bayreuth, Robertson realiza el 60% de sus lanzamientos desde la larga distancia.

El año pasado en Alemania y la Basketball Champions League promedió un 47% y en Italia este año ha superado el 41%.

Steven Enoch

Con pasaporte armenio (disputó el Europeo sub20 en 2016 y 2017) y como primera experiencia profesional tras finalizar su etapa universitaria, llega Steven Enoch al Monbus Obradoiro. Atrás deja un ciclo en la NCAA con paso por Connecticut y Louisville, destacando especialmente con estos últimos en las dos últimas campañas.

En poco más de 20 minutos de media promedió la pasada campaña 9.5 puntos y 5.6 rebotes con un 52% en tiros de campo. Rocoso y contundente con su 2.08, también puede anotar desde la larga distancia, aunque su número de triples ha bajado tanto en intentos como en acierto durante esta temporada.

Laurynas Birutis

Tras formarse en el Zalgiris (jugó también a las órdenes de Jasikevicius en la 18/19) y pasar por diversos equipos de la liga lituana, Birutis explotó con el Vytautas la pasada campaña promediando 15.1 puntos y 7 rebotes en 26 minutos de juego (63% en tiros de campo).

Capaz de firmar un doble-doble ante el Zalgiris antes de la conclusión de la temporada (11 puntos y 13 rebotes), el lituano supera los 2.15 de altura y en la 17/18 demostró su capacidad de intimidación alcanzando los 1.3 tapones por encuentro. En su última temporada se quedó en 0.54.

Jake Cohen

El fichaje de más renombre para la pintura del Obradoiro. Cohen, habitual de las rotaciones del Maccabi (tiene pasaporte de Israel), llega tras una temporada en la que en la liga doméstica ha demostrado el nivel que puede aportar con los gallegos: 10.2 puntos y 4.7 rebotes en 21 minutos de juego.

Capaz de hacerle 33 puntos y 14 rebotes al Hapoel Gilboa en un partido con 2 prórrogas (Wilbekin se fue hasta los 35), con capacidad de tiro exterior y gran fiabilidad en el tiro libre, será uno de los líderes del equipo en la 20/21.